"Cuando el cielo quiere salvar a un hombre, le envía amor" Lao-Tse "

Que el amor sea tu única guía, sin mapas, sin dogmas, sin maestros, sólo amando...

domingo, 4 de marzo de 2012

Kundalini: Liberación de la energía a través del fuego del corazón




"Cuando la diosa durmiente Kundalini se despierta mediante la gracia del maestro, todos los lotos sutiles y las ataduras mundanas son traspasados una y otra vez. La persona sabia debe elevar voluntariosa y firmemente a la diosa Kundalini, ya que es Ella la que confiere todos los poderes milagrosos".Shiva Samhita.

Alguien especial en el camino, me dijo hace poco “…una cosa es el conocimiento y otra muy distinta la sabiduría. Ésta última solo se logra sintiéndola, almacenar conocimiento es mente, la sabiduría es corazón, esa es la gran diferencia. El amor crístico se siente, no es una idea, ni buenos propósitos. Es una ENERGIA que te envuelve, la sublimación de los elementos de la tierra al agua, del agua al aire hasta llegar al éter. Esa es la alquimia del espíritu en ti”.

La Kundalini es la subida de ida y pingala. La kundalini subiendo y uniendo dentro de ti ida y pingala a través del canal, sushuma. la Kundalini, es la energía sexual como fuerza CREADORA.

El hombre es un trío de cuerpo, alma y espíritu. Entre el cuerpo y el espíritu existe un mediador, este es el alma. Los gnósticos saben que el alma está vestida con un traje maravilloso, el cuerpo astral. El astral es un doble organismo dotado de maravillosos sentidos internos.

Los grandes clarividentes nos hablan de los siete chacras, los describen con lujo de detalles; estos chacras son realmente los sentidos del cuerpo astral. Dichos centros magnéticos se encuentran en intima correlación con las glándulas de secreción interna.

En el laboratorio del organismo humano existen siete ingredientes sometidos a un triple control nervioso.

Los nervios como agentes de la ley del triángulo controlan al septenario glandular. Los tres controles nerviosos diferentes que interactúan entre si, son los siguientes:

Primero el sistema Nervioso cerebro-espinal, agente de las funciones conscientes, es el trono del espíritu divino.

Segundo, sistema nervioso gran simpático, agente de las funciones subconscientes, inconscientes e instintivas, es el vehículo del astral.

Tercero, sistema parasimpático o vago, quien colabora frenando las funciones instintivas, bajo la dirección de la mente, obedece las ordenes de la mente.



Tres rayos y siete centros magnéticos son la base para cualquier cosmos, tanto en lo infinitamente grande como en lo infinitamente pequeño


Las siete glándulas más importantes del organismo humano, constituyen los siete laboratorios controlados por la ley del triángulo. Cada una de estas glándulas tiene su exponente en un chacra del organismo; cada uno de los siete chacras se halla radicado en íntima correlación con las siete Iglesias de la médula espinal; las siete iglesias de la espina dorsal controlan los siete chacras del sistema nervioso gran-simpático.


Las siete iglesias entran en intensa actividad con el ascenso del kundalini a lo largo del canal medular. El kundalini mora en los electrones. Los sabios meditan en él; los devotos lo adoran. El kundalini es el fuego encerrado en los átomos seminales, la sustancia electrónica ardiente del sol que cuando es liberada nos transforma en Dioses terriblemente divinos.

Los fuegos del corazón controlan el ascenso del Kundalini.

Es la energía primordial encerrada en la iglesia de EFESO. Esta iglesia se encuentra a dos dedos sobre el ano y dos dedos debajo de los órganos genitales. La divina serpiente de fuego dormida dentro de su iglesia enroscada tres veces y media. Cuando los átomos solares y lunares hacen contacto en el TRIBENI, cerca del coxis, despierta el kundalini, la serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes; conforme la serpiente sube por el canal medular pone en actividad cada una de las siete iglesias.


Los chacras de las gónadas (glándulas sexuales) están dirigidos por urano, y la glándula pineal, situada en la parte superior del cerebro está controlada por Neptuno. Entre este par de glándulas existe una intima correlación y el kundalini debe conectarlas con el fuego sagrado para lograr la realización a fondo.

Los giros debieron darse y en la aceptación mutua de abandono al deseo de unir dos voluntades, todo se desencadenó, tanto como para que los efectos de una energía, kundalini, (a la que me costó ponerle nombre y asociarla a lo que realmente era: pura energía corriendo por mis células), se desatara para posteriormente hacerse consciencia, puera esencia de lo que realmente somos, lo que siempre fuí, Soy.





 
Recuerdo haber deseado practicar sexo tántrico, cuando aún no sabía ni lo que significaba. Debío ser alguna de mis memorias remotas, la que trajo a mi mente el deseo incosciente de expresar el amor de otro modo. Más allá de la unión física, es la unión de las energías de alma a alma, la que crea o no el milagro.
 
Las señales me ayudaron a reaccionar guiada por el corazón, fue como si el camino estuviera trazado para ser vivido y superado desde esa clase de amor que podía, exactamente, trascenderlo todo. No se si nacemos con esta capacidad de amar, o es el resultado de la evolución en dicha capacidad a lo largo de esta vida o incluso ya de otras vividas...
Mi método para despertar y canalizar la energía kundalini, estaba lejos de aquellos que enseñan los tantras, pues ni siquiera era consciente de la existencia de determinadas disciplinas o enseñanzas para alcanzar ningún estado de iluminación. Nunca me lo planteé, sin embargo cuando sucedió de un modo asombrosamente natural y sobrenatural al mismo tiempo, fue como vivir una vida fuera de la mía propia. Aún desconozco si esto es la iluminación...

Empezaba a descubrir quién era Yo, mientras sucedía, sólo era consciente de que algo pasaba, la información no dejaba de fluir, las señales de aparecer, mi conexión con algo nuevo empezaba a ser real, el camino empezaba a definirse, todo apuntaba a que más allá de mi voluntad consciente, había algo nuevo dentro de mí. Era la fuente, mi Yo Superior, la conexión con la divinidad dentro de mí, la que todos somos y contenemos pués como parte del cosmos "vivimos en el corazón de Dios y somos parte de él en unión con el Todo" Uno con Dios. Ahora estoy más cerca del concepto de Dios, pero como Dios es inalcanzable con palabras, sólo puedo decir, humildemente y sin verguenza ni visos de grandiosidad..."Somos Dios, en unión con el Todo" (Somosuno).

Se llamaba despertar...Palabra asombrosamente bien elegida, para aquello que me sucedía. Había estado durmiendo el sueño, toda mi vida...Y no al revés. "Bienvenido, mundo real".

Sí...Aceptar el desdoblamiento de consciencias, no es fácil. Todo es confuso, y la mente en su dualidad o multidimensionalidad para integrar lo que se Siente y Percibe desde este nuevo mundo, puede caer en los desequilibrios propios de estados de enajenación o locura, con suerte transitoria, pues como individuos, estamos preparados para superar todas las limitaciones autoimpuestas, fruto de nuestros aprendizajes y doblegación de la mente al sistema en el que crecemos, sometidos a realizar el esfuerzo para aprenderlo todo, tal y cómo díctan las leyes y normas sociales, hasta llegar al punto en el que , guiados por el corazón, "Dónde el corazón te lleve" nos atrevemos a SER nosotros mismos, y a romper las reglas que se supone no pueden ser quebrantadas.

No obstante, todas las señales, lo que percibí mientras dormía, lo que leí, ví, aprendí, que debía quedarse conmigo para comprender en este punto... todo volvió a mi, para tomar forma y sentido..."Seguía de algún modo el camino de baldosas amarillas..." Hoy sigo haciéndolo, pero más consciente que antes, y supongo que menos que mañana. Seres divinos, viviendo una vida humana...

En el momento en el que la confrontación entre nuestra moral, valores, premisas, las bases sobre las que sustentar nuestra personalidad dejan de anteponerse al corazón, la razón empieza a discernir con todas las consciencias posibles a las que nuestra memoria tiene acceso.

Mi mente al servicio de mi Ser, conectado a una fuente universal y cósmica al servicio de lo que mi corazón llamó Amor. Y el Amor es como el agua, se diluye y se filtra para dar respuesta a su naturaleza, fluir, expandirse, seguir su curso, hasta algún día llegar al mar. Para entonces, solo habrá hecho falta, SER y Aceptar lo que somos, LUZ Y AMOR. Ambas son fuerzas y energías, que en estado puro no pueden someterse, multiplicadas por la atracción de fuerzas energéticas, que como resultado dan a luz el espíritu. En ese estado, esas energías de algún modo nos obligan a seguirlas por dónde nos lleven, en su amplitud e infinitos horizontes, imponiendo una moral que ya no filtra la mente, ni la razón, ni si quiera el corazón, sólo el espíritu y su naturaleza. Ambas energías LUZ y AMOR son inabarcables, como nosotros, infinitos en esencia. 

Por aquel entonces, mi comprensión limitada de lo que yo era, sólo alcanzaba a llamarle Amor. Curiosamente, hoy más allá de mi mente, pero a través de ella, y junto a todas mis consciencias más allá de la emocional o la mental,  puedo llamarle AMOR. Lo que estaba sucediendo, lo que hoy es, y de lo que sigo hablando, se llama AMOR. Consciente, humano, divino, universal, trascendente... AMOR es una palabra, un concepto que debe dejar de serlo, porque AMOR Es, Somos, y no puede contenerse en la palabra.

AMAR es empezar a comprender quienes somos, de dónde venimos, y a dónde vamos. AMOR es la razón por la que estamos aquí, somos lo que somos y actuamos como lo hacemos.

Amor y Miedo, dos polaridades, dos energías que nos guían, nos acercan a nosotros mismos o nos alejan de nosotros mismos. En la medida en la que estoy más cerca de mí, puedo estar más cerca de los demás. Si somos energía, el amor y el miedo, también lo son, energía fluída o densa, de alta o baja frecuencia, energía que se transforma, energías que se atraen o repelen, relaciones de esfuerzo o aceptación, sujetas al destino, a los lazos karmáticos y abiertas también al libre albedrío. Si nuestro destino es llegar y es llegar a nosotros mismos, los caminos pueden ser elegidos, pero elijas el que elijas con un poco de suerte, la meta será el camino qué tu eres y al final: "YO SOY", ese será el destino. 

Lo asombroso de la experiencia, es mi aparentemente desconocimiento sobre "el camino". Antes de ser mínimamente consciente de nada, empecé a hablar de Luz, Luz y Amor. Lo excitante ahora, es comprender a qué obedecían esas palabras, ese lenguaje del alma...Porque Dice el Gheranda Samhita:

«La gran diosa Kundalini, la energía primordial del Ser, duerme en la región sexual del cuerpo. Tiene una forma parecida a una serpiente enroscada tres vueltas y media. Mientras permanece dormida, el alma individual (jiva) está limitada y no surge el verdadero conocimiento. Pera igual que la llave correcta abre una puerta determinada, el Hatha Yoga abre la puerta del Kundalini, permitiendo así, que el ser experimente a Brahma y obtenga la Liberación».

En este sentido el Hatha Yoga, debe tener algo que ver con la sexualidad...al menos, en que ambas pueden ser llaves para abrir la puerta a la Kundalini.

El Tantra es una forma de adoración de la Shakti encarnada en cada mujer. Cada mujer es la esposa de Shiva.

En verdad el acto sexual no es un diálogo -en el peor de los casos un monologo- entre un hombre y una mujer, es un diálogo del hombre con la naturaleza a través de la mujer, y de la mujer con la naturaleza a través del hombre. Durante un instante nos insertamos en la corriente cósmica, en la armonía celestial, estando de acuerdo con el Todo. Es lo que yo llamo, una abandono por un instante a la nada, que todo lo contiene.

En el Tantra es más Shakti que Shiva quien capta y transmite los ritmos cósmicos de la Luna, del Sol y de la Tierra. Para conocer el éxtasis, el hombre debe permanecer mucho tiempo unido a Shakti, impregnarse de su energía magnética, hasta que la «divina vibración» lo invada. Basta para ello con atender distendidamente pero sin fallas a todo lo que pasa en el cuerpo, y a los intercambios que se efectúan.








La experiencia del Kundalini, cuando ya estás despierto y en ascenso, es inconfundible, se siente como unremolino interior, como un fuego liquido, frio y caliente a la vez, electrico, casi paralizante, que abre todo el ser, iluminando y liberando, sustrayendo el aliento.

A veces, el despertar de Kundalini puede ser una experiencia terrible, pero si se adopta la actitud mental correcta (si uno está o se ha preparado para ello), resulta relativamente fácil canalizar la energía de forma positiva. Los textos de los tantras son particularmente útiles para comprender cómo controlar la Kundalini y utilizar su potente poder de una manera realmente creativa. También otras técnicas pueden ayudar al despertar de la Kundalini, como ciertas drogas, el ejercicio físico, la danza (especialmente la que incluye rápidos giros), los choques repentinos o ciertos sonidos que resuenan en armonía con la fecuencia de Kundalini.

En los casos en los que la persona no es consciente de lo que le ha sucedido, ni esta preparada, existe el peligro de que esta poderosa energía le pueda hacer perder el control y cree problemas psicofísicos.

"Una buena forma de canalizar la energía Kundalini es mediante el compromiso profundo del amor transcendental".






Cuando la experiencia del Kundalini se prolonga, resulta posible destilar parte de su energía en la región del corazón, y almacenarla en ese lugar (chakra Anahata). Su efecto tiene como consecuencia pontenciar las emociones y un amor compasivo invade el centro del corazón. Los tantras enseñan que existe un nervio sutil (nadi) que une el corazón con los dos ojos y que la energía Kundalini destilada puede canalizarse hacia fuera, a través de los ojos, y ser dirigida hacía una persona, despertando así el Kundalini que se encuentra dentro de esa persona. Estas experiencias no suelen ser duraderas, a menos que la persona puede alcanzar por sí misma un control consciente sobre su poder serpentino.

Y ese control consciente, dio paso a la aceptación y a la sublimación del AMOR, llave correcta para la puerta que desde el corazón guió mis pasos hasta la senda, "más allá de la senda del que brilla": La Senda de Baraka.

Hoy sigo comprendiendo y avanzando en esta senda que no deja de sorprenderme a cada paso, y descubrirme como de modo mágico todo está inrrelacionado y se devela, cuando llega el momento. Me sigue sorprendiendo, la sincronicidad de un día 3 de marzo que ya se agota, y la perfección con la que el universo todo lo acompaña pese a la aparente ausencia de armonía en todo lo que hoy nos rodea.

Hoy hay una cosa que comprendo, y hago extensible en la medida que puedo a mi vida diaria..."Sólo el amor es real" y puedo asegurar que no es fácil, pero es un modo auténtico de vivir con uno mismo, e intuyo que después, cuando llegue al fondo de mi misma, con los demás.

La Iluminacion Por Los Chakras

Desde entonces, sigo recibiendo a la vida desde una nueva consciencia filtrada sobre todo desde el Amor. El conocimiento, sin experimentación no me serviría, procuro experimentar lo magico que hay tras esta nueva puerta. Y el conocimiento, sigue llegando. Y por la gracia divina de lo que somos y el material del que el universo nos hizo, también experimentando como se vive desde este lado...

Tantra no es una filosofía, ni una doctrina, ni un manual para ser un buen amante, no es intelectual, ni le importa el por qué de las cosas, ni como definir la verdad.

Tantra es una revolución interna, es despojarse de todas las creencias, moralidades, conceptos de la mente, para crear el espacio interno que uno precisa para concebir la verdad infinita y atemporal.
(De nuevo esta definición, no llega ahora a mi para comprenderla, sino sólo para refutarla)


La palabra Tantra significa técnica. Tantra no le da importancia al porqué de las cosas, es la mente que se conforma con intelectualizar la vida y encontrar explicaciones para ella.





Imagen


Así surge el Vigyan Bhairav Tantra que contiene ciento doce técnicas de meditación para trascender la mente, para iluminarse, para convertirse en la verdad, trascender la muerte, vivir en amor o como uno lo quiera llamar. De estas ciento doce técnicas solamente hay seis o siete que hablan directamente del acto sexual. Por lo tanto sería muy pobre quedarse solamente fascinados con el aspecto sexual del Tantra, que lo único que propone es incluir todos los paisajes de la naturaleza humana como puertas hacia la Gran Experiencia.

El "Libro de los Secretos" o Vigyan Bhairav Tantra contiene los sutras más antiguos de Shiva, que aunque tienen más de cinco mil años podemos considerarlos métodos profundamente innovadores y revolucionarios, que no están atados al tiempo y son de gran utilidad para cualquiera que esté dispuesto a practicarlos y dejarse transformar por ellos.

La palabra Vigyan significa consciencia, Bhairav significa el estado más allá de la consciencia, y Tantra significa método o técnica: la técnica que te lleva más allá de la consciencia, la técnica que te lleva a trascender la dualidad...

Tantra no busca entender la verdad sino cómo convertirse en la verdad. Y para que eso suceda propone la experiencia directa a través de ciertas técnicas que requieren la disponibilidad de uno a pasar por una total transformación.

Osho desenterró el "Libro de los Secretos" para hacernos comprender la naturaleza humana y cómo ésta se mueve en constante dualidad: hombre-mujer, sexo-muerte, luz-oscuridad, quietud-movimiento, etc.

El Libro de los Secretos es una conversación entre Shiva y su consorte Shakti o Devi, que en profunda unión amorosa, sentados en postura yab-yum le pregunta: "amado mío, ¿qué es el amor?" Y Shiva no contesta la pregunta sino que empieza a dar técnicas que permiten la experiencia directa del amor, la muerte y la consciencia, en vez de una intelectualización mental.


Ni de las técnicas, ni de su número, tuve conocimiento hasta el día de hoy, pero intuyo que de algún modo, he practicado alguna instintivamente...

Ahora hace poco más de un año y cuatro meses, que emprendí este viaje y creo que logro sentir insinuarse dentro de mí la experiencia de trascendencia de la dualidad, aunque realmente es poco tiempo y poca experiencia para pensar que haya podido trascenderla, pero de algún modo estoy iniciando el camino: la mente se para y por primera vez conscientemente ERES, PURA E INDIVIDIDA CONSCIENCIA, consciente de tí misma.
Es como si Dios se conociera a sí mismo. Desde ese momento en el que la mente se tambalea y acontece lo que realmente es, todo se convierte en Tantra, que también significa el tejido, el tejido de la vida que lo une todo y que mágicamente cobra tantas formas distintas y se manifiesta con esa creatividad infinita.

Desde luego el Tantra entendido así, desafía los tabúes y credos impuestos por cualquier religión. Los grandes místicos de la tradición tántrica fueron constantemente perseguidos y condenados, sin embargo aunque el Tantra es una rebelión contra preceptos morales y represivos, no enseña ni el libertinaje, ni la pornografía, sino la inteligente observación del ser humano con todas sus contradicciones y la aceptación de que el cuerpo es tan divino como el alma, porque todo proviene de la misma fuente.

VIVEBARAKAAKARABEVIV



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada