"Cuando el cielo quiere salvar a un hombre, le envía amor" Lao-Tse "

Que el amor sea tu única guía, sin mapas, sin dogmas, sin maestros, sólo amando...

lunes, 1 de abril de 2013

El Trébol de Cuatro Hojas y su significado esotérico



El Trébol de Cuatro Hojas y su Significado Esotérico.
(Por Kokul 'al Quetzalcóatl)



Dentro de la baraja inglesa, tenemos los cuatro poderes de La Diosa. Estos poderes están simbolizados por los cuatro ases. Cada As también representa a uno de los cuatro dioses mayores. Los ases, son símbolos, que representan los poderes del mago superior (Aire, tierra, fuego y agua). En donde cada uno de estos elementos son fuerzas, ya sea contrarias y/o complementarias. Así pues, en la baraja inglesa tenemos los rojos que representan las fuerzas de la horizontal (agua y fuego) y los negros que representan, las fuerzas de la vertical (aire y tierra). Las energías de color rojo son diamante y corazones (fuego y el agua) y las energías de color negro son la hoja lanceolada/ espada y el trébol (aire y tierra). El color rojo es el positivo, el que influye de manera determinante en la producción de Luz. El color negro, en cambio, simboliza la energía negativa la cual, está condicionada de acuerdo a la dirección de la espiral. Si esta es ascendente, el resultado es magia negra, si esta es descendente, el producto será magia blanca.

El trébol de tres hojas, esotéricamente es un símbolo que representa al Cristo Ungido; en donde el Cristo Ungido se encuentra dentro del Hijo en La Tierra. El trébol de tres hojas, también representa simbólicamente a una estrella que brilla con luz propia, esa estrella es, la estrella del alba dentro del ermitaño. La estrella del alba está formada en su centro de luz infinita por la santísima trinidad, padre, hijo y espíritu santo, en donde el Cristo se encuentra ungido en el Hijo. Así también, es importante mencionar que el Cristo Ungido, es una fuerza dentro de la trinidad, que hace posible la producción a nivel alquimia de la estrella del alba, la cual mantiene la conexión con la fuente de origen. Al Cristo ungido también se le conoce como la energía femenina del gran abraxas, la cual es llevada por el guerrero Quetzalcóatl (serpiente emplumada) y en términos alquímicos, representa al sol azul, en donde la serpiente realiza movimientos descendentes girando en el sentido de las agujas del reloj. A la sustancia activa de esta energía positiva se le llama mercurio.

En la baraja inglesa, el sol azul, está formado por los ases que forman la vertical, es decir, el sol azul está formado por los elementos aire y tierra, en donde el aire, es el ave emplumada y la tierra es la serpiente. El sol azul, también representa a la estrella de cinco puntas, y de acuerdo a la dirección y al giro de la flama serpentina será el producto de la magia. Cuando el mercurio reacciona con el azufre rojo, las flamas alquímicas son constructivas (magia blanca), Cuando el azogue (energía ascendente contraria a las agujas del reloj) reacciona con el azufre rojo, las flamas son destructivas (magia negra). La estrella se mantiene de pie cuando la flama serpentina azul, es el mercurio y cae de cabeza, cuando la flama serpentina azul, es el azogue.

Cuando El Hijo (trébol), ha integrado las cuatro hojas a su ser, significa que ha logrado el poder de los cuatro elementos o el poder de los cuatro ases mayores.

Para lograr la integración de las energías, es necesaria la unión nupcial entre otro trébol de la misma condición. Así pues tenemos que un trébol (Cristo ungido) toma el papel del guerrero masculino en la tierra, trabajando con el azufre rojo (energía que desciende) y el otro guerrero (Cristo ungido), toma el papel, de la sacerdotisa en la tierra, trabajando con el azogue (energía que asciende). Esta unión a diferencia de la cruz de Quetzalcóatl (+), que conecta el cielo con la tierra, se trata de unir los dos tallos o líneas paralelas, en un solo tallo, de tal manera que al unirse las flamas serpentinas se entrelazan las serpientes, transmutándose una a la otra, formando cruces en espiral (x).

En el caso del sacerdote, el trébol de tres hojas, tiene que desprenderse de una de sus tres hojas, quedando solo con dos, de las cuales una de estas es el as de corazones. Estas energías son, las fuerzas que se encuentran sobre la horizontal (fuego/masculino) y Corazones (agua/femenino). La unión de estos dos elementos forman una serpiente llamada serpiente de fuego (Xochiquetzatl), en donde el fuego es el azufre rojo y el agua es la energía femenina del espíritu santo (corazones). El espíritu santo femenino (agua), es una fuerza que hace que la serpiente de fuego cambie de dirección sobre la vertical, es decir, hace que la serpiente de fuego descienda., más no así cambia su giro, por lo que conserva su capacidad transmutadora. La serpiente de fuego trabaja únicamente con el fuego, ya que el agua permanece como una energía neutra. La energía femenina del espíritu santo, es también llamada mercurio., aunque el mercurio, es propiamente la energía femenina del gran abraxas, por el hecho de ser una energía que desciende y girar en el sentido en el que giran las agujas del reloj, son muy similares la una a la otra por lo que a las dos energías se les conoce como mercurio.

En el caso de la sacerdotisa, también el trébol, se desprende de una de sus tres hojas, para quedarse con dos de los Ases de color negro que se encuentran sobre la vertical., espadas (aire/masculino) y tréboles (tierra/femenino). En éste caso, la sacerdotisa utiliza espadas como energía activa (aire), ya que el trébol (tierra) permanece como energía neutra. A diferencia del sacerdote, la sacerdotisa trabaja con la serpiente azul, siendo su dirección ascendente y su giro se mueve en el sentido contrario a las agujas del reloj; por lo que su fuerza es transmutadora (azogue).

Cuando se juntan las cuatro energías en un solo tallo, forman el Cuarto as, es decir logran el as de diamantes, por lo que el trébol de cuatro Hojas simboliza también al as de Diamantes. A pesar de que el as está formado por la unión de ambos tréboles en un solo tallo, el diamante es una energía que es llevada por la sacerdotisa, ya que ella es la que se encuentra conectada a la tierra

Cuando se unifican los dos tallos paralelos en un solo tallo, la serpiente roja de él se junta con la serpiente azul de ella y ambas se transmutan la una a la otra, dando como resultado el rayo rosa que procede de la serpiente de fuego y el rayo azul que procede de la serpiente azul. A estos dos rayos también se les conoce como la respiración del corazón de Jesús. Estos dos rayos, se entrelazan el uno al otro, formando un símbolo de infinito entre los planos vertical y horizontal., de tal manera que tanto la sacerdotisa como el sacerdote logran adquirir las dos energías duales (rosa y azul).

Para lograr los ritmos del corazón de Jesús, ambos llevan la respiración cósmica imitando a los amantes eternos Xochiquetzatl (Shatki) y Xochipilli (Shiva), que se encuentran separados en los planos vertical y horizontal. El rayo rosa de la diosa Xochiquetzatl (serpiente de fuego), es inhalado por la vertical y el rayo azul, es exhalado por la horizontal. De manera cruzada el rayo azul de Xochipilli (el danzante cósmico), es inhalado por la horizontal y el rayo rosa, es exhalado por la vertical. De esta manera llevan los ritmos del corazón de Jesús, intercambiando ambas energías y entrelazando los planos vertical y horizontal formando un símbolo de infinito a través de dos cuerdas de energía, el rayo rosa y el rayo azul.

Cuando el rayo rosa es inhalado por la diosa, éste viene de la exhalación de Xochipilli., el cual, se encuentra impregnado de luz blanca, producto de la magia de ese gran amor divino entre el poeta y la diosa de las flores. El rayo rosa que viene viajando sobre el plano vertical, pasa por el Diamante, de tal manera que la luz blanca es reflejada al plano horizontal en los siete colores del arcoíris. Así también, cuando la diosa realiza la exhalación, el rayo azul viene impregnado de luz blanca, el cual al pasar por el diamante, es transmutado a luz blanca y lanzado al plano horizontal de regreso para ser inhalado por él hijo (serpiente azul).

Realizando esta clase de intercambios energéticos, la sacerdotisa llega a la iluminación mediante la inhalación del rayo rosa y el sacerdote llega a la iluminación a través de la inhalación del rayo azul.


Sin embargo, el producto de la respiración es un tanto paradójico, ya que por un lado, se produce la luz que es transmutada a través del diamante, y por otro lado se están produciendo flamas impuras, como resultado de la reacción entre el azufre rojo y el azogue, lo que hace que ambos acumulen karma. En el camino del Hijo, el resultado es diferente.

Los grandes maestros mayas, conocían el camino del hijo para llegar al padre. Sabían que primero se debía lograr la estrella del alba (trébol de tres hojas) para después adquirir el trébol de cuatro hojas sin necesidad de desprenderse de ninguna de sus hojas. Al desprenderse de una de sus hojas el ser Crístico pierde la conexión con la fuente de origen, de manera que la luz solo llega de manera parcial a través del diamante. Siguiendo el camino del hijo la conexión con la estrella del alba se mantiene todo el tiempo en el ermitaño.

En el mundo esotérico, existen dos leyes contrarias, dependientes la una de la otra para producir consciencia de luz. Estas dos fuerzas, actúan en la rueda grande dentro del macrocosmos hombre, (también llamada rueda del samsara), la cual está conectada a la rueda chica dentro del microcosmos hombre, es decir está conectada a la estrella de cinco puntas (serpiente emplumada). A estas dos leyes se les conoce como tesis y antítesis.

Tanto la TESIS, como la ANTITESIS, son energías gemelas que se desdoblan partiendo del mismo origen. Esta energía es la energía sexual.

En el caso de la Tesis, la energía sexual va de la mano con la octava esfera, la cual está compuesta por azufre blanco, como sustancia activa. En el caso de la antítesis, la energía sexual va de la mano con la novena esfera, la cual está formada por azufre rojo como sustancia activa.

En la tesis, se maneja una energía serpentina, que desciende desde la parte superior de la rueda grande (macrocosmos hombre). Esta energía que desciende, es una flama compuesta por dos flamas dentro de una sola serpiente; estas flamas están formadas por azufre rojo y la energía femenina del espíritu santo, dando como resultado una serpiente dual de color rojo conocida también como serpiente de fuego (Xochiquetzatl). La serpiente de fuego realiza su recorrido alquímico, por la vertical del macrocosmos hombre, es decir por la columna vertebral.

En la antítesis, se manejan dos serpientes gemelas ascendentes, que suben por separado desde la parte inferior de la rueda grande, dentro del macrocosmos hombre. Cuando baja la serpiente de fuego se encuentra con la serpiente azul formada por azogue como sustancia activa, de tal manera que el azufre rojo de la serpiente de fuego se mezcla con el azogue (viento), haciendo que esta ascienda sobre la columna vertebral. En el ascenso (antítesis), reacciona el azufre con el azogue produciendo magia negra. En el descenso (tesis), el azufre rojo reacciona con el mercurio (espíritu santo femenino), produciendo magia blanca.

En las iniciaciones del caballero templario, se realizan tanto la tesis como la antítesis., en cambio en el caso del la unión de los dos tallos paralelos de los Cristo ungido, para formar un solo tallo en el trébol de cuatro hojas, solo se realiza la tesis.

En el caso del caballero templario, el ermitaño produce el diamante, esto es mediante un proceso alquímico paulatino, que requiere de tiempo en el trabajo sacerdotal.

Para producir el diamante, se necesita de la fuerza de la energía sexual que va de la mano con la Tesis. Es decir, se requiere de la octava esfera (azufre blanco). Cuando la serpiente de fuego asciende desde la parte baja de la rueda grande, esta se encuentra con la energía del azufre blanco a cargo de la serpiente dorada. La serpiente dorada está formada por azufre blanco y mercurio en su calidad de energía femenina del espíritu santo (agua), la cual hace que descienda la serpiente permaneciendo como sustancia activa el azufre blanco. La serpiente dorada a diferencia de la serpiente roja, desciende sobre la vertical del microcosmos hombre, mientras que la serpiente roja lo hace desde el macrocosmos hombre. Cuando se mezclan la serpiente de fuego con la serpiente dorada surge un embarazo alquímico, entre la serpiente roja (Xochiquetzatl) y la serpiente dorada. En la cosmovisión de los mayas - toltecas, la serpiente dorada es el dios Tláloc.

Poco a poco, el diamante se va desarrollando dentro del vientre de la diosa Xochiquetzatl, y a medida que Tláloc va purificando las aguas se va consolidando el diamante. Para purificar las aguas, la serpiente dorada a través del azufre blanco, separa la Sal alquímica; esto es, transmuta la magia negra producida por la unión del azufre rojo con el azogue en la antítesis. El azufre rojo poco a poco en cada vuelta es separado del azogue para que la serpiente de fuego quede libre de sal. Cuando esto ocurre, solo quedan mezclados el azufre blanco con el azufre rojo y la energía femenina del espíritu santo (mercurio). Entonces llegó la hora de parir el diamante, el cual representa el nacimiento de un nuevo ser que tiene conciencia real. Es decir el diamante es la piedra filosofal, también llamado el padre que está en secreto.

Una vez, que nace el diamante, el caballero templario logra la iluminación que procede del diamante (estrella del atardecer). Es el joven dios Tláloc, el que se sacrifica así mismo, dentro del diamante para desdoblarse en el rayo de Luz blanca. Cuando la serpiente dorada desciende sobre la vertical del microcosmos hombre, este pasa a través del diamante que se encuentra en la parte baja (templo sagrado) del macrocosmos hombre. Al hacerlo el rayo dorado se transmuta y es transportado al macrocosmos hombre a lo largo de la columna vertebral, A la vez que es lanzada la luz blanca, se mantienen iluminados los siete candeleros, manteniendo bien alumbrados cada uno de los templos del macrocosmos hombre.

Para lograr la iluminación, la serpiente dorada, baja seis escalones por la rueda chica y sube siete peldaños por la rueda grande. Esos escalones en realidad son los centros alquímicos, por los cuales pasa la serpiente en su afán por mantener el equilibrio entre el mundo del microcosmos hombre y el mundo del macrocosmos hombre.


¿Qué es la Tesis?

La tesis es un principio espiritual dentro de la rueda grande (macrocosmos hombre), que prohíbe la magia sexual entre sacerdote y sacerdotisa, cuando ambos amantes son Cristo ungido. El trabajo sacerdotal entre los Cristo Ungido, se hace a través de la energía sexual presente en la novena esfera (azufre rojo), en donde el azogue (sol azul) es proporcionado por la sacerdotisa y a su vez, es el responsable de invertir la magia de la novena esfera. Siendo el resultado alquímico, la producción de magia negra (flamas impuras) que conducen al espíritu de los amantes a desconectarse de los siete candeleros que son opacados en su luz (chacras). Esta desconexión provoca que el espíritu sea expulsado de la casa de dios (torre con los siete templos) y que la estrella de cinco puntas quede colgada de cabeza, llevando al espíritu a cometer abusos de poder, al resentimiento y a la magia negra. La estrella permanece colgada durante su estancia en el purgatorio, en donde es saldado el karma del espíritu. Durante el tiempo que permanecen colgados, los amantes son asistidos por la misericordia del hijo (Cristo ungido) que mantiene una débil conexión con la estrella del alba. Esta estrella, proporciona la iluminación necesaria para la toma de consciencia, asimilando el conocimiento a través del dolor. La tesis es una ley que obliga al Cristo ungido a permanecer en el ermitaño, y que para llegar al diamante, se tiene que transitar por el camino del hijo, ya que el hijo es el que te conduce al padre.

¿Qué es la Antítesis?

La Antítesis es el principio espiritual, que equilibra la conexión de la estrella del alba con la fuente (Centro de la rueda) mediante la comunión entre el sacerdote y el santo grial. La antítesis rompe con la sacerdotisa, en donde la nueva unión entre los amantes se realiza con la diosa, la cual esta peleada con la energía de la sacerdotisa.

En las iniciaciones del Temple, el caballero templario, sale en busca del santo grial por el camino del hijo. Pero la diosa, también es sacerdotisa (sumo sacerdotisa) por lo que se viola la ley de la tesis, que obliga al ermitaño a permanecer en el celibato. En este caso, los amantes no son llevados al purgatorio, ya que la magia destructiva de la tesis, es totalmente destruida por la magia del diamante.

El trébol de cuatro hojas, también representa la adquisición de un poder, ese poder, solo es otorgado por la diosa sin la acumulación de karma. Este poder es, el del padre que está en secreto en la piedra filosofal (diamante). Es la reina de Diamantes, la que otorga ese poder al guerrero de la luz, para hacer que cada día la oscuridad sea transmutada a luz.

Kokul ‘al



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada