"Cuando el cielo quiere salvar a un hombre, le envía amor" Lao-Tse. Que el amor sea tu única guía, sin mapas, sin dogmas, sin maestros, sólo amando...
Sospecho que hoy empiezo a Ser Canción, si seco un llanto. Y la canción con alma echó a volar y desde entonces los dos, vivieron más despacio, a pesar de su tiempo y de su espacio. Y un día como lluvia, ellos caerán y mojaran todo y su misterio crecerá verde sobre el mundo" Silvio Rodriguez.

jueves, 31 de octubre de 2013

"Ella sí que estuvo en la luna"




Compromiso de Corazón

"Yo tenía un gran entrenamiento racionalista por el colegio. Así que le dije indignada: “Pero ella imaginó estar en la luna,  o lo soñó, pero no estuvo en la luna.  

Y él me miró muy serio y dijo: “Ella sí que estuvo en la luna”. 

Aún recuerdo que miré al lago y pensé: ¡oh, este hombre está loco¡ o yo soy demasiado estúpida para entender lo que quiere decir …

Entonces de repente comencé a darme cuenta: “quiere decir que lo que sucede psíquicamente es la realidad verdadera, y ésta otra luna, este desierto pedregoso que gira alrededor de la tierra, es la ilusión o es sólo una pseudo-realidad” y eso me impactó tremendamente." 


Interesante documental de 1986 dirigido por Mark Whitney donde se recogen imágenes y declaraciones de C.G. Jung y se entrevista a algunos de sus mejores amistades y psicoanalistas junguianos como Marie-Louise von Franz, Barbara Hannah, Liliane Frey-Rohn, Laurens Van der Post, C.A. Meier, Joseph Henderson, Aniela Jaffé, Joseph Wheelwright y Gerhard Adler entre otros.

Los subtítulos al español han sido realizados por el Centro Cultural Aztlan de Argentina.

El término Self con el que Jung designa al arquetipo del Sí-Mismo ha sido traducido aquí como YO, cuestión a tener muy en cuenta.


Interesante viaje por C.G.Jung al alma del hombre



Gracias a la página amiga:


El Vínculo Tántrico ~ Osho ~




“Siempre que dos personas se encuentran, se crea un mundo nuevo. Su simple reunión le da vida a un nuevo fenómeno, que antes no existía, que nunca había existido.

Y a través de ese nuevo fenómeno ambas 'personas' son modificadas y transformadas. Vosotros creáis la relación, pero dicha relación también os crea a vosotros.

Si nuestras relaciones con las personas contienen la gran comprensión de que al otro habría que concederle una libertad total para que pueda seguir siendo lo que es, quizá con cada momento se pueda revelar más y más belleza.

Haced que el amor de la gente sea libre, haced que la gente no sea posesiva. Pero esto solo puede suceder si en vuestra meditación descubrís vuestro ser.

La intimidad con una mujer o con un hombre es mejor que tener muchas relaciones superficiales. El amor no es una flor de temporada, requiere años para crecer. Y solo cuando crece va más allá de la biología y empieza a tener algo de lo espiritual en su naturaleza.

Estar con muchas mujeres o con muchos hombres os mantendrá superficiales; quizá satisfechos, pero superficiales; ocupados, desde luego, pero no de un modo que os vaya a ayudar en el crecimiento interior. 
Pero una relación de uno a uno, sostenida para que podáis
comprenderos de manera más personal, 
aporta un beneficio tremendo.

Continuad buscándoos, encontrando maneras nuevas de amaros, de estar juntos. Cada persona es un misterio infinito, inagotable, insondable, de modo que no es posible que alguna vez podáis decir: 

«La he conocido», o: «Lo he conocido». 

Como mucho, podréis decir: 

«He intentado todo lo que he podido; 
pero el misterio sigue siendo un misterio». 

De hecho, cuanto más conocéis, más misteriosa se vuelve la otra persona. Entonces el amor es una aventura constante.

En un mundo mejor, con personas más meditativas, con un poco más de iluminación en la Tierra, la gente amaría, amaría inmensamente, pero su amor seguiría siendo una unión, no una relación, y no digo que ese amor llegará a ser únicamente momentáneo.

Existen todas las posibilidades de que ese amor sea más profundo que el vuestro, que posea una cualidad más elevada de intimidad, que tenga más poesía y más de Dios en él. Y existe toda la posibilidad de que ese amor dure más de lo que vuestra así llamada relación pueda llegar a durar jamás. 

Pero no lo garantizaría la ley, ni los tribunales, ni la policía. 

La garantía sería interior.


Sería un compromiso desde el corazón, 
una comunión silenciosa.”


"Amor es la fragancia de conocerse a uno mismo.Amor es un gozo desbordante cuando tu has visto quien eres entonces no queda más que compartir tu ser con los otros. Amor es cuando tu has visto que tu no estás separado de la Existencia." La Fragancia del Amor - Osho


"La fuente del amor es nuestro espíritu 
plenamente despierto." 
Thich Nhat Hanh


~ Hombres y mujeres hacia el Corazón ~

domingo, 27 de octubre de 2013

El más dulce darme al despertar definitivo




Adoro la fuerza ineludible del cansancio.
Cuando los párpados ceden al peso del día (de la vida), 
y van cerrándose.

Entregándose a la orden de descanso. 

Siempre lucho un rato. Forzándolos a abrirse. 
Sintiendo y observando este "irme" de la conciencia. 
Como una despedida agradecida.

He ensayado tanto la muerte que el día que llegue (si me avisa) 
será el más dulce darme al despertar definitivo.

Buenas noches Amor Es.

Yaneth Pérez

vi
v
e
Baraka

sábado, 26 de octubre de 2013

Más allá de los horizontes




"La nube ignora
por qué se desplaza
en una determinada dirección, 
y a una velocidad específica.

Siente un impulso…Ése es,
el rumbo del momento.

Pero el cielo conoce
las razones y las configuraciones
que hay detrás de todas las nubes,
y tú también las conocerás
cuando te eleves a la altura indispensable
para ver más allá de los horizontes." 

 (Richard Bach)


jueves, 24 de octubre de 2013

Cualidades de la Maestría Espiritual




1) Integridad: Una de las   mayores dificultades de la humanidad es el sobre empoderamiento de la mente que   es un instrumento fragmentario. 

¿Cómo algo que es fragmentario, te puede   conducir a la integridad? Mientras se viva como un esclavo de esta  mente-memoria fragmentada, la cualidad llamada integridad no estará  disponible. La integridad es el resultado cualitativo del ser integral. La  integración ocurre sólo si la fragmentación ya no existe. Esto es posible   sólo cuando la mente, que es el conjunto de pensamientos, las emociones, la memoria y los miedos, se trasciende. Como  resultado espontáneo de esta totalidad   integrada, la integridad surge. 

Un ser humano espiritualmente evolucionado es  el que está firmemente arraigado en este tipo de integridad, que es muy rara.

2) Conocimiento: La   mayoría de las veces, cuando hablamos de consciencia, siempre la relacionamos a algo. por ejemplo, la conciencia social, la conciencia computada y así  sucesivamente. 

Pero ¿qué pasa con la consciencia de la consciencia en sí? Uno   tiene que ser consciente de su cuerpo como un primer paso. Si lo hacemos, nos   daremos cuenta de gestos, movimientos, etc. Si vamos un poco más allá, en silencio, observando la  respiración, seremos capaces de escuchar nuestros latidos. Si lo llevamos  más allá, podremos ver nuestros pensamientos de una manera distante como observadores. Más sutil, el tercer paso es ver  los sentimientos profundos y emociones más sutiles. 

Ahora bien, si permanecemos vigilantes de estos tres pasos al mismo tiempo, por un lapso suficiente sin expectativas, el   cuarto estado que aparece es la toma de conciencia de la consciencia. Esta es la cualidad   llamada “conciencia del que ha despertado”. 

Una persona realmente espiritual 
lleva esta relajada multidimensional conciencia todo el tiempo. 

Es eterna.


3) No-apego: Nuestro   apego a nuestro cuerpo, a los pensamientos,a  las emociones y las ideas es tanta que es  muy difícil entender el significado de “Desapego” desde el punto de vista del despertar. 

Un maestro   espiritual es plenamente consciente de su cuerpo, pensamientos, emociones e  ideas sin estar apegado a ellos, como la flor de loto en el estanque está en  el barro, sin ser tocada por él! 

Un Buda también tiene su cuerpo-mente y   tiene que cuidar de ellos. Pero es sólo funcional. Él no es parte del juego de poder de la mente. ¡Él es simplemente un desertor!

4) Silencio: Estamos   condicionados por nuestro sistema educativo para entender la palabra silencio como la ausencia de expresión. Pero el silencio es algo totalmente diferente.   

No es sólo la ausencia de  palabra y  que la mente siga  hablando, sino es  una cualidad dinámica y efervescente. Está viva y palpitante, tanto, que puede  ser sentida por los sensitivos que están cerca del que está despierto. Al   estar en el campo de energía del que está despierto, es posible experimentar este silencio. Es como si te acercas a la flor, obteniendo la fragancia. La   fragancia pertenece a la flor, el silencio pertenece al Buda. Podemos obtener un atisbo de vislumbre de esto, pero en   última instancia, todos tenemos que llegar a ello.  El silencio prestado no  durará mucho tiempo. Despertar a este silencio expectante es el derecho de nacimiento de todo el mundo y no es  monopolio de unos pocos elegidos.

5) Amor:  Esta es otra palabra, de las más abusadas y malentendidas. Nuestro amor por un coche o un perro o  un familiar es sólo apego, que es parte de nuestro condicionamiento social. “Hacer el amor” es sexo! Se trata simplemente de algo físico! Algunos  hablan de amor en el sentido platónico, que es la glorificación de los aspectos no físicos de la misma relación. 

El  verdadero amor es la desbordante alegría del ser, sin el ego. Mientras la  identificación ficticia con el cuerpo / mente esté ahí, el amor no existe. Si le preguntas al sol sobre las tinieblas, no sabe nada al respecto, así también esta calidad más pura llamada amor, nunca pueden co-existir con el ego. La erradicación de lo  más sutil del ego es el requisito principal para comprender y experimentar el amor.

Un  verdadero maestro espiritual es aquel que es absolutamente carente de ego. El   amor emana de una persona así como el agua fluye de una fuente. Es   incondicional y está disponible para todos.

6) Compasión: La pasión es la cualidad del cuerpo-mente, la compasión es la cualidad de la no-mente. Una persona apasionada está llena de deseos y por lo tanto sujeta al desconocimiento. Un compasivo Buda se enraíza en la consciencia y en la  ausencia de deseos. La pasión es la fiebre del cuerpo-mente, mientras que la   compasión es la forma más pura de amor. La compasión no es ni el deber ni el   amor psicológico. No es ni simpatía ni empatía. 

La compasión es una cualidad  que viene de más allá del pensamiento y la mente! Un verdadero maestro  espiritual compasivo es el que da, aún sin estar dando. Es una forma de compartir incondicional. Un santo, un criminal y una prostituta, todos son  iguales ante un maestro.

7) Inocencia: Mira a los ojos maravillosos del niño cuya mente aún no está contaminada por los padres y la sociedad y encontrarás la cualidad llamada inocencia. 

El despertar es  tan inocente como un niño, pero con una diferencia. El niño desconoce,  mientras un ser despierto está absolutamente arraigado en la conciencia. Cuando una persona así ríe en su inocencia infantil, la existencia entera participa en ello. La  presencia de esa persona en la tierra es una bendición para la existencia. Para recuperar la inocencia perdida, es necesario nacer de nuevo.

Con este   nuevo nacimiento espiritual, uno se convierte en incorruptible. Todo lo que  se hace por la sociedad se deshace en la conciencia. Recuperar esa inocencia es la verdadera madurez, el florecimiento final.

8) Valor: Una cosa que diferencia al valiente del cobarde, es que un cobarde camina en el temor, mientras  que un valiente deja de lado sus temores y está listo para saltar hacia lo desconocido. 

Cuando uno porta este valor en cada situación de la vida para hacer frente a lo desconocido, al final, florece en la ausencia total de miedo. La persona espiritualmente despierta tiene sus raíces firmes en esta intrepidez y por lo tanto ni siquiera la muerte puede tocarlo. 

¿Cómo puede la   muerte tocar lo que es inmortal?


9) Amabilidad: Una persona   espiritual  no se comporta como un gurú   para nadie, ya que no espera que nadie busque un gurú. Así que no hay Guru y no hay discípulos. Sólo una relación amable con todos. No amistad, pues ella tiene  sus propias limitaciones como las expectativas, etc Mientras que la amabilidad  es una cualidad…un estado del ser. 

El que está despierto lleva este sentimiento de amabilidad por todo el mundo y a todo a su alrededor. La amabilidad es una cualidad de la que surge la libertad. La libertad no es solo  lo contrario de posesividad, sino un fenómeno de dimensiones diferentes. El maestro, simplemente permite, desbordando amor, que todo suceda a su   alrededor.

10) Humor: Una persona   realmente espiritual no es definitivamente la que tiene el aspecto más grave   y una cara larga. Por el contrario, el que está despierto tiene  gran sentido del humor. Sólo una persona así   puede reírse de uno mismo. Se ríe de lo absurdo de la propia mente. Para tal  persona, la vida es un picnic todos los días…es una celebración! 

Estas son   las personas que disfrutan de la vida, porque los mayores obstáculos hacia la  alegría, que son  el pensamiento y la   mente, no están ahí. Una persona enraizada en su estado de Ser comparte con los   demás su humor en todo. Cuando la lucha de los extremos de la mente-pensante termina, el humor surge naturalmente!

11) Humildad: Aprender de la naturaleza es una de las mejores maneras de aprender. Observen un árbol  de mango…cómo sus ramas se mueven hacia afuera y hacia arriba, pero cuando está  cargado con frutos, el árbol se arquea hacia abajo en humildad. Así también la persona evolucionada espiritualmente se vuelve humilde y simple. El que  está despierto no es un almacén de conocimiento informativo prestado, sino que permanece siempre en el estado de no saber, que es el estado más humilde de ser.

12) Aceptación: En el estado más elevado de no elección de la conciencia, todo se acepta tal como  es. Gustos y disgustos no son un impedimento, ya que se está más allá de ambos. Es un estado-testigo de no juzgar. Si todo lo que la vida ofrece es aceptado tal como es, la vida se convierte en una celebración en sí misma. La aceptación incondicional de todo lo que hay en la existencia es la cualidad más virtuosa y estética de la conciencia humana evolucionada.

13) Madurez: Una persona madura es una persona que siempre vive en el momento presente. Momento presente no es lo mismo que presente. Pasado, presente y futuro son la  continuidad del tiempo. Estar en el momento presente es estar en el ahora eterno dónde todo tiempo se aúna.

En las profundidades del silencio, si uno permanece consciente y  vigilante, el ego desaparece. Auto-realización es la realización del yo sin  ego.


Cuando la mente no es más, la meditación sucede. 
Cuando el ego no es más, la madurez ES.



Fuente: http://lightworkers.org


domingo, 20 de octubre de 2013

Sobre el arcoiris


"...a, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, 
hasta, para, por, según, sin, so, sobre, tras." 


miércoles, 16 de octubre de 2013

Principio de vibración




"Y si a partir de hoy te acercas a mí,
 has de venir abriendo tu corazón, 
de lo contrario no podrás encontrarme, 
sólo encontrarás lo que hago, 
no encontrarás lo que soy"


"Nada reposa; todo se mueve; todo vibra"

El Principio de Vibración 
EL KYBALION.


Todo en la vida tiene una vibración, positiva o negativa, que generará CAUSAS y EFECTOS positivos o negativos. Este principio está relacionado con la premisa científica “Lo semejante a lo semejante”.

El científico Albert Einstein demostró a la física mundial que todo en el universo es energía, incluido los seres humanos. Por tanto, todo en el universo vibra. 

El tercer Gran Principio Hermético - el Principio de la Vibración - encierra la verdad de que el movimiento se manifiesta en todo el Universo. 

Nada está en reposo, todo se mueve vibra y circula. Este principio hermético fue reconocido por algunos de los primitivos filósofos griegos, quienes lo expusieron en sus sistemas. Pero después, durante siglos enteros, quedó olvidado, salvo por los perseguidores de las doctrinas herméticas. 

En el siglo XIX la ciencia física ha redescubierto esa verdad, y los descubrimientos científicos del siglo XX han aportado su testimonio en corroboración de esa verdad sostenida por la antiquísima Filosofía Hermética.

La doctrina hermética no afirma solamente que todo está en movimiento constante, sino que las diferencias entre las diversas manifestaciones del poder universal se deben por completo al diferente modo e intensidad vibratoria. 

Y no sólo esto, sino que aún el TODO mismo manifiesta una vibración constante de tal infinita intensidad y rapidez, que prácticamente puede considerarse como si estuviera en reposo. 

Los instructores llaman la atención del estudiante sobre el hecho de que aún en el plano físico un objeto que gire rápidamente, como una rueda, por ejemplo, parece estar inmóvil. 

El espíritu es uno de los polos de la vibración, constituyendo el otro polo formas de materia extremadamente densas. Entre ambos polos hay millones y millones de diferentes intensidades y modos de vibración.

La ciencia moderna ha comprobado que todo lo que llamamos materia y energía no es más que "modos de movimientos vibratorios", y algunos de los más avanzados hombres de ciencia se están encaminando rápidamente hacia el punto de vista que los ocultistas tienen sobre los fenómenos de la mente: simples modos de vibración o movimiento. 

Veamos ahora lo que la ciencia tiene que decir sobre las vibraciones en la materia y en la energía.

En primer lugar, la ciencia dice que toda materia manifiesta, en algún grado, la vibración producida por la temperatura o el calor. 

Esté un objeto frío o caliente (pues ambos no son más que grados de la misma cosa), manifiesta ciertas vibraciones calóricas, y en ese sentido está en vibración. Todas las partículas de materia están siguiendo un movimiento circular, lo mismo los corpúsculos que los astros. Los planetas giran en torno de un sol, y muchos de ellos giran también sobre sus propios ejes. 

Los soles, a su vez, giran en torno de puntos centrales mayores, y se cree que éstos giran también alrededor de otros todavía más grandes, y así sucesivamente, ad infinitum. 

Las moléculas de que se compone cualquier clase de materia están en constante vibración, moviéndose unas en torno de otras, y también unas contra otras. Las moléculas están compuestas por átomos, los que, como aquellas, también están en constante movimiento y vibración. Los átomos están compuestos por corpúsculos, llamados también "electrones", "iones", etc., los que también están en un estado de rapidísima moción, girando unos en torno de otros, con diversas modalidades vibratorias. Y de esta manera toda materia manifiesta vibración, de acuerdo con el principio hermético correspondiente.Y así sucede también con las diversas formas de energía. 

La ciencia dice que la luz, el calor, el magnetismo y la electricidad no son más que formas de movimiento vibratorio relacionado de alguna manera con el éter, o probablemente emanado de él. La ciencia no ha tratado aún de explicar la naturaleza del fenómeno conocido como cohesión, que es el principio de la atracción molecular, ni de la afinidad química, que es el principio de la atracción atómica; ni de la gravitación (el mayor misterio de los tres), que es el principio de atracción por el cual toda partícula o masa de materia se siente atraída hacia toda otra partícula o masa.

Estas tres modalidades de la energía no las comprende aun la ciencia, si bien los estudiosos se inclinan a pensar que son también manifestaciones de alguna forma de energía vibratoria, cosa que los herméticos han enseñado durante largas edades en el pasado.

El éter universal, cuya existencia postula la ciencia sin comprender claramente su naturaleza, ya había sido explicado por los herméticos, quienes aseguraban que era una manifestación superior de lo que erróneamente se llamaba materia; es decir, que el éter era materia en un grado de vibración superior. 

El nombre que le daban era el de Substancia Etérea, y decían que esta sustancia era de tenuidad y elasticidad extremas, llenando el espacio universal, sirviendo como médium de transmisión para las ondas de energía vibratoria como el calor, la luz, la electricidad, el magnetismo, etc. 

La substancia etérea es el eslabón de unión entre la modalidad de energía vibratoria que conocemos como materia por un lado y la que conocemos como energía o fuerza, por el otro, manifestando además un grado de vibración, en intensidad y modo, completamente propio.

Los hombres de ciencia proponen como ilustración para ver los efectos del aumento de vibración una rueda girando con gran rapidez. Supongamos primeramente que la rueda gira lentamente. Entonces diríamos que es un "objeto". 

Si el objeto gira lentamente lo podremos ver fácilmente, pero no sentimos el menor sonido. Aumentándose gradualmente la velocidad en pocos momentos se hace ésta tan rápida que comienza a oírse una nota muy baja y grave. 

Conforme sigue aumentando la velocidad la nota se va elevando en la escala musical, y así se van distinguiendo unas tras otras las diversas notas conforme aumenta la velocidad de rotación. 

Finalmente, cuando el movimiento ha llegado a cierto límite se llega a la última nota perceptible por el oído humano, y si la velocidad aumenta aun, sigue el mayor silencio.

Nada se oye ya, pues la intensidad del movimiento es tan alta que el oído humano no puede registrar sus vibraciones. Entonces comienzan a percibirse poco a poco sucesivos grados de color. Después de un tiempo el ojo comienza a percibir un oscuro color rojo. Este rojo va haciéndose cada vez más brillante. Si la velocidad sigue aumentando el rojo se convertirá en anaranjado, el anaranjado en amarillo. Después seguirán sucesivamente matices verdes, azules y añil, y finalmente aparecerá el matiz violeta. 

La velocidad se acrecienta más aun: entonces desaparece todo color, porque el ojo humano ya no puede registrarlos. 

Pero ciertas radiaciones humanas emanan del objeto en revolución: los rayos que se usan en la fotografía y otras radiaciones sutiles de la luz.

Después comienzan a manifestarse los rayos conocidos bajo el nombre de X, y más tarde empiezan a emanarse electricidad y magnetismo.

Cuando el objeto ha alcanzado cierto grado de vibración, sus moléculas se desintegran, resolviéndose en sus elementos originales o átomos. 

Después de los átomos, según el principio de vibración, se separarían en innumerables corpúsculos o electrones, de los que están compuestos. Y, finalmente, hasta los corpúsculos desaparecerían y podría decirse que el objeto estaría compuesto por substancia etérea. 

La ciencia no se atreve a llevar la ilustración más allá, pero los herméticos dicen que si las vibraciones continuaran aumentando el objeto pasaría sucesivamente por estados de manifestación superiores, llegando al plano mental y después al espiritual, hasta ser por último absorbido en el TODO QUE ES EL Espíritu Absoluto. 

El "objeto", sin embargo, habría dejado de ser tal mucho antes de llegar a la substancia etérea, pero de todas maneras la ilustración es correcta en cuanto demuestra los efectos del aumento continuo de la intensidad vibratoria. 

Debe recordarse que en la ilustración anterior, con el llegar a los estados en que el objeto irradia color, luz, etc., no se ha resuelto aun la cuestión en esas formas de energía (que están en un grado mucho más elevado), sino que simplemente llega a un grado de vibración en el que esas energías se "libertan" hasta cierto punto de las limitadoras influencias de las moléculas, átomos y corpúsculos. 

Esas energías, si bien son muy superiores en la escala a la materia, están aprisionadas y confinadas en las combinaciones materiales, en razón de las fuerzas que se manifiestan a través de ellas, y empleando formas materiales, y de esta manera se confinan en sus creaciones corpóreas, lo que, hasta cierto punto, es cierto en toda creación, quedando la fuerza creadora envuelta en su propia creación.

Pero la doctrina hermética va mucho más allá que la ciencia moderna, y afirma que toda manifestación de pensamiento, emoción, razón, voluntad, deseo o cualquier otro estado mental, va acompañada por vibraciones, parte de las cuales se emanan al exterior y tienden a afectar las mentes de los demás por "inducción". 

Esta es la causa de la telepatía, de la influencia mental y de otros efectos del poder de una mente sobre otra, la que ya va siendo de dominio público, debido a la gran cantidad de obras de ocultismo que están publicando discípulos e instructores sobre estas materias.

Cada pensamiento, emoción o estado mental tiene en su correspondiente intensidad y modalidad vibratoria. 

Y, otras, esos estados mentales pueden ser reproducidos, así como una nota musical puede ser reproducida haciendo vibrar las cuerdas de un instrumento con la velocidad requerida, o como se puede reproducir un color cualquiera.

Conociendo el Principio de Vibración, aplicado a los fenómenos mentales, uno puede polarizar su mente en el grado que quiera, obteniendo así un perfecto dominio y control sobre sus estados mentales. De la misma manera, podrá afectar las mentes de los demás, produciendo en ellos los requeridos estados mentales. En una palabra, podrá producir en el Plano Mental lo que la ciencia produce en el físico, o sea las vibraciones a voluntad. 

Hasta ahora, este poder, se decía, sólo podía adquirirse únicamente mediante las instrucciones, ejercicios y prácticas apropiadas, siendo la ciencia que las enseña, la de la "transmutación mental", una rama de la Filosofía Hermética; Sin embargo, hay teorías y sobre todo, experiencias, que soportan el argumento de que la humanidad en estos tiempos, se encuentra preparada para dar de modo natural un salto de conciencia, a través de la conexión con la parte vibratoria más sutíl de la que estamos compuestos los seres humanos cómo materia (más allá del cuerpo físico). Este salto correspondería a un cambio de dimensión de conciencia, y a un experimentarse en niveles vibratorios de frecuencia en los que nunca antes el común de los mortales se había experimentado, ni había tenido acceso. Es decir, hoy en día, la transmutación mental está al alcance de los seres humanos, sin necesidad de ser instruídos. La capacidad para acceder al dominio de nuestra propia naturaleza, nos abre las puertas a un nuevo mundo, si sabemos dar con la llave y la clave del misterio.


"Cielo y tierra pasarán, más tu palabra no pasará"





Un poco de reflexión sobre lo que hemos dicho mostrará que el Principio de Vibración está oculto tras todos los maravillosos fenómenos de los poderes manifestados por los Maestros y Adeptos, quienes pueden aparentemente eludir las leyes de la Naturaleza, pero que, realmente, no hacen más que emplear una ley contra otra, un principio contra otros, y que llevan a cabo sus resultados modificando las vibraciones de las cosas materiales o de las energías, realizando así lo que comúnmente llamamos milagros.

Como dijo una de las más antiguas autoridades herméticas: 

"Aquel que ha comprendido el Principio de Vibración, 
ha alcanzado el cetro del Poder".



La acción es lo que los demás ven de lo que realizamos, pero lo que realmente es, es la intención que impregnamos en cada accionar, eso es el verdadero cúmulo de eventos que nuestro ser acumula en el trayecto de su vida, y solo cada ser humano sabe lo que realmente es, nadie más sabe esta verdad, y es eso lo que el alma lleva en su trayectoria de regreso a dios padre/madre universal.

Todo en la vida tiene una vibración, positiva o negativa, que generará CAUSAS y EFECTOS positivos o negativos. Este principio está relacionado con la premisa científica “Lo semejante a lo semejante”.

lunes, 7 de octubre de 2013

Otros días vendrán


Otros días vendrán, será entendido
el silencio de plantas y planetas,
¡y cuántas cosas puras pasarán!

¡Tendrán olor a luna los violines!

El pan será tal vez como tú eres:
tendrá tu voz, tu condición de trigo,
y hablarán otras cosas con tu voz:

los caballos perdidos del Otoño.

Aunque no sea como está dispuesto
el amor llenará grandes barricas
como la antigua miel de los pastores,
y tú en el polvo de mi corazón,
(en donde habrán inmensos almacenes)
irás y volverás entre sandías.

Pablo Neruda 


"Cien sonetos de amor" el XCIX


Inspiración

"Mientras no hayamos atravesado la barrera de fuego del amor todo son conjeturas, porque no sabemos desaparecer en el otro y hacer presente la Conciencia Crística (si dos invocan mi Nombre -no miedo, ni juicio, ni deseo- estaré entre vosotros). 

Mientras no hemos detenido el sueño inconsciente y hemos creado impecablemente nuestro propio sueño, sintiéndonos completos en un cuerpo luminoso y sutil, es inútil hablar de magia ni del misterio… 

Sakyamuni y Patáñjali, como Rumí o Nanak, trataban de lo esencial que es sin tiempo, y nunca puede relativizarse ni vulgarizarse en sustitutos como posturitas, respiraciones, danzas, salidas en astral o poemas. Yo sigo estando por ellos, por lo esencial y me duele que casi todo el mundo venda su alma al diablo por falta de entrega, esfuerzo, aspiración o valentía".








Un lugar en el mundo




"El Cielo y la Tierra no hacen nada, 
y aun así no hay nada que no hagan."

¿Dónde estará el hombre capaz de alcanzar este no-hacer?


Plenitud

"¿Cómo puede el verdadero hombre de Tao atravesar paredes sin obstáculos,
mantenerse en medio del fuego sin quemarse?"

No a causa de su astucia o su audacia;
no porque haya aprendido, sino porque ha desaprendido.

Todo aquello que está limitado por medio de la forma,
aspecto, color, sonido, es llamado objeto.

De entre todos ellos, tan sólo el hombre es más que un objeto.
Aunque, como los objetos, tiene forma y aspecto,
no se ve limitado a la forma. Es más. Puede lograr ser sin-forma.

Cuando está más allá de la forma y el aspecto,
más allá de "esto" y de "aquello",
¿cómo se lo puede comparar con otros objetos?
¿Dónde está el conflicto? ¿Qué puede obstruir su camino?

Reposará en su lugar eterno, que es el no-lugar.
Estará escondido en su propio e insondable secreto.
Su naturaleza profundiza hasta la raíz en el Uno.
Su vitalidad, su poder se esconden en el Tao secreto.
Cuando es todo uno, no hay falla en él
por la cual pueda entrar una cuña.

Igualmente un hombre borracho, al caer de un carro,
queda contusionado pero no destruido.
Sus huesos son como los huesos de los demás hombres,
pero su caída es diferente.

Su espíritu es completo. 

No es consciente de haber subido a un carro,
ni de haberse caído de él.

La vida y la muerte no significan nada para él.

Desconoce la alarma, se encuentra con los obstáculos
sin pensar, sin preocupaciones, los enfrenta sin saber que están ahí.
Si existe tal seguridad en el vino, cuánta más habrá en el Tao.

El hombre sabio está escondido en el Tao, nada puede tocarlo.

¿Dónde está el Tao?

El Maestro Tung le preguntó a Chuang: "Muéstrame dónde se encuentra el 'Tao'."

Chuang Tzu replicó: "No hay lugar alguno donde no se encuentre."


"El límite de lo ilimitado se llama 'plenitud'. La carencia de límites de lo limitado se llama 'vacío'. El Tao es el origen de ambos. Pero él mismo no es ni la plenitud ni el vacío. El Tao produce tanto la renovación como la descomposición, pero no es ni renovación ni descomposición.Causa el ser y el no-ser, pero no es ni ser ni no-ser. Tao une y destruye, pero no es ni la Totalidad ni el Vacío."




El zen huye del artificio y de la intencionalidad. Lo "perfectamente natural", "lo no afectado" son muestras de la liberación. El espíritu ahora universalista , integrado en el cosmos, ya no se siente comprometido por y con nada y sin apegarse a nada se coloca libremente en una omnipresencia perfecta que equivale a una especie de perfecta inmovilidad.

"Aplacad todas vuestras ansias, sed como ceniza fría y plantas marchitas; mantened la boca estrechamente cerrada, hasta que crezca en ella el musgo, sed inmaculados como puro lienzo blanco. Sed fríos e inanimados como un incensario en un santuario abandonado. Símbolo del estado de la nada absoluta."

El "satori" es, pues el estado donde cada uno encuentra el lugar que le corresponde en el flujo de la vida, identificándose con todo lo existente y amado. Alcanzar el "satori" equivale a descubrir el significado de la propia existencia. Experimentar el estado natural de la mente, del que emanan todas las buenas acciones y la armonía. Llegar a ser verdaderamente "humano", relacionándose con los demás con una conciencia y comprensión intuitiva totalmente desinteresadas. 

El "satori" es un estado interno, lleno de claridad y paz en el que logra en cada persona identificarse con todo lo que a uno le rodea y contemplar a la gente sin juzgarla. Para el hombre "iluminado" el "yo" pasa a no existir, alcanzando un estado de "pobreza" y "vacuidad" equiparable a una experiencia mística (el satori).



"El Cielo y la Tierra no hacen nada, 
y aun así no hay nada que no hagan."


El Cielo no hace nada: su no-hacer es su serenidad.
La Tierra no hace nada: su no-hacer es su reposo.
De la unión de estos dos no-haceres, 
proceden todos los actos,
se componen todas las cosas.

¡Cuán vasto, qué invisible este llegar-a-ser!
¡Todas las cosas vienen a ninguna parte!
¡Cuán vasto, qué invisible, no hay forma de explicarlo!

Todos los seres en su perfección nacen del no-hacer.
Es por esto por lo que se dice: 

"El Cielo y la Tierra no hacen nada, 
y aun así no hay nada que no hagan."

¿Dónde estará el hombre capaz de alcanzar este no-hacer?


domingo, 6 de octubre de 2013

Del vacío espiritual al llenado del "sí mismo".

La desconexión espiritual con la pareja lleva a tener una separación sexual que se manifiesta en forma de falta de pasión y deseo, es como "apagar la luz" en nuestra vida. 


A través de una verdadera intimidad sexual se puede llegar a una conexión espiritual.

La fuente de energía más poderosa en el mundo es la sexual. El sexo mueve a los seres humanos, a las relaciones, une a dos personas, pero también las separa.

Pensar en el sexo como una conexión espiritual suena extraño o imposible porque la sociedad siempre los ha separado y nos ha enseñado a percibir la sexualidad como algo obsceno, vergonzoso, oculto y sólo necesario para la continuidad de la especie; esto suena exagerado pero es real.

La sexualidad es mucho más que un acto físico, a través de ella somos capaces de compartir sensaciones y energía, pero sobre todo emociones, sentimientos y pasiones. Si la dejamos en una mera expresión física sin ninguna conexión profunda, tarde o temprano terminamos cayendo en un vacío espiritual, soledad emocional y dificultades con la pareja.

"Un solo cuerpo y alma"

La sexualidad espiritual no se enfoca en ninguna técnica, sino que consiste en orientarnos a disfrutar del placer erótico, a extender la sensualidad, a fortalecer los lazos de intimidad entre la pareja, a ser un mejor complemento para nuestro compañero.

Tírzo Manuel --- Sentidos Tantricos ---


La mujer es la educadora de la humanidad
 y el cambio en el mundo viene a través de la mujer. 

Éste se encuentra en el equilibrio de la energía femenina, 
cuando la mujer coja de nuevo su lugar, 
cuando encuentre su sitio y empiece de nuevo a amarse y valorarse,
 el hombre ocupará el suyo.

(Abuela Margarita)

*******


Dejo de ser discípula del sistema, 
dejo atrás "maestr@s" y "gurús", 
más allá de nutrirme de aquellos
que siento vibran conmigo,
 y conectan con mi esencia, 
para recordar...en cada tramo, 
el camino elegido. 

Dejo de seguir...

Reconozco el Poder dentro de mí
y me sigo a mi misma.

Respiro, Siento.
SOY.
Soy el silencio.

Soy el lenguaje de la Creación.

Reconozco el Poder dentro de mi
despliego alas y vuelo lejos...feliz.

*******

La intuición no está hecha
para que se la consulte una vez
y después se la olvide.
No es algo que se pueda desechar.

Todas las acciones tienen que empezar
fortaleciendo el espíritu.

*******

"En la iniciación de una mujer, Baba Yagá es la naturaleza instintiva disfrazada de bruja que, más allá de su matiz cultural peyorativo constituye un elemento muy positivo que la mujer necesita recuperar y sacar a la superficie.

(...) Baba Yagá, la Madre Salvaje, es la maestra a la que podemos recurrir. Ella enseña cómo ordenar la casa del alma. Infunde en el ego un orden alternativo, en el que la magia puede ocurrir, la alegría es posible, el apetito permanece intacto y las tareas se llevan a cabo con placer. Baba Yagá es el modelo de la fidelidad al Yo. Enseña la muerte y la renovación.

(...) Si la Yagá es fiel a sus principios, no puede tener excesivo interés en acercarse mucho ni durante mucho tiempo a la faceta demasiado conformista y sumisa de la naturaleza femenina.

Aunque la Yagá sea capaz de infundir el soplo vital a una cría de ratón con infinita ternura, es lo bastante lista como para permanecer en su propio terreno. Y su terreno es el mundo subterráneo de la psique. El terreno de la madre demasiado buena es el del mundo de arriba. Y aunque la dulzura puede encajar en lo salvaje, lo salvaje no puede encajar durante mucho tiempo en la dulzura.

(...) Algunas mujeres temen que la profunda sabiduría que han adquirido por medio del instinto y de la intuición las induzca a ser temerarias y desconsideradas, pero se trata de un temor infundado.

Muy al contrario, la falta de intuición y de sensibilidad ante los ciclos femeninos o el hecho de no seguir los consejos de la propia sabiduría da lugar a unas decisiones desacertadas e incluso desastrosas. 

En general esta clase de sabiduría "yaguiana" hace que las mujeres vayan avanzando poco a poco y casi siempre las orienta y les transmite imágenes claras de "lo que hay debajo o detrás" de los motivos, ideas, acciones y palabras de los demás. Si la psique le advierte "¡Cuidado!" la mujer tiene que prestarle atención."


Mujeres que corren con los lobos. Clarissa Pinkola Estés. Ediciones Zeta.

*******
“Una mujer que ha despertado
puede despertar a otra mujer.
La segunda despierta a su vecina.
La tercera puede despertar a la ciudad,
y juntas pueden volver el mundo entero del revés.

Pueden formar una algarabía que finalmente
despierte al resto de nosotros.

Una mujer con el amanecer en los ojos...
Se multiplica.” 

(Autor, desconocido...)

*******

Cuando sabes quién eres,
cuando tu misión es clara y
arde con el fuego interno
de la voluntad inquebrantable,
ningún frío puede tocar tu Corazón,
ningún diluvio puede amortiguar su afecto.


Tú sabes que estás viva.
(Arapaho)


¿Dónde está el hogar? 

Se trata de un lugar interior, en el que una mujer se siente entera. A lo largo de los siglos las mujeres han encontrado miles de manera de tenerlo y crearlo, aunque sus deberes y sus tareas fueron interminables. 

Aunque hay muchos lugares físicos adonde la mujer puede ir para “sentir” su regreso a este hogar especial, el lugar físico es solo el vehículo. 

Los vehículos que usan la mujeres para regresar a su casa son muchos. La meditación, el tambor, el canto, la escritura, las visiones hermosas, la plegaria, la contemplación, la ideas que nos fascinan, la música, el arte, el bosque, la espuma del mar, el amanecer, la soledad.

Todas ellas nos conducen al nutritivo mundo interior del hogar que posee sus propias ideas, su orden y su sustento. Donde un pensamiento o un sentimiento pueden ser sustentados en lugar de ser interrumpidos o arrebatados de nosotros porque otra cosa nos esté exigiendo nuestro tiempo y atención.

Hogar es una sensación o estado de ánimo sostenido que nos permite experimentar sentimientos que no necesariamente están sustentados en el mundo mundano: asombro, visión, paz, liberación de las preocupaciones, liberación de las exigencias, liberación del constante parloteo.

Hogar es la vida instintiva primitiva donde todo es como debe ser, donde todos los ruidos suenan bien, y la luz es buena, y los olores nos hacen sentir más calmados en lugar de alarmarnos.

Tómatelo con calma, deja de detenerte a cada paso para ayudar los demás. Dedícate a la tarea de regresar a casa. 

La unión con el alma nos hace brillar de RESPLANDOR ESPIRITUAL y nos induce a reafirmar nuestras cualidades cualesquiera que estas sean. 

(Clarissa Pinkola Estés)



"Hoy el sol y la luna tuvieron una aventura. 
Ella retuvo algo de su fuego masculino. 
Él retuvo algo de su serenidad femenina. Nos salvamos". (Anima Mundi)