"Cuando el cielo quiere salvar a un hombre, le envía amor" Lao-Tse. Que el amor sea tu única guía, sin mapas, sin dogmas, sin maestros, sólo amando...
Sospecho que hoy empiezo a Ser Canción, si seco un llanto. Y la canción con alma echó a volar y desde entonces los dos, vivieron más despacio, a pesar de su tiempo y de su espacio. Y un día como lluvia, ellos caerán y mojaran todo y su misterio crecerá verde sobre el mundo" Silvio Rodriguez.

jueves, 29 de mayo de 2014

Sueño dorado del sol






"Ese momento decisivo en que podrías odiar y eliges AMAR 
te ilumina por dentro, hasta comprender 
cuan divina es la existencia. 

Ese DESARROLLO INTERNO te marca en tu evolución 
y esos instantes son los que en el libro de tu vida consagran felizmente el avance en tus formas de relacionarte. 

Cuando puedes Amar pese a TODO, te encuentras a ti mismo. 
Porque esa es tu verdadera ESENCIA..."



Llega un momento en que no puedes hacer otra cosa más que amar...Amar...amar y amar... 

Ante lo previsto, lo imprevisto, lo ordenado, lo desordenado, lo fresco y sutil, lo contaminado, lo que avanza, lo que se retrasa, lo que crece, lo que decrece. Sea lo que suceda hay un instante en el que hay un antes y un después porque te encuentras experimentando el amor en el orden y en el desorden. 

Y esos instantes son de tanto crecimiento que solo puedes percibir a Dios presente en tu corazón y en todo y en todos. Ese momento decisivo en que podrías odiar y eliges amar te ilumina por dentro hasta comprender cuan divina es la existencia. Ese desarrollo interno te marca en tu evolución y esos instantes son los que en el libro de tu vida consagran felizmente el avance en tus formas de relacionarte. 

Cuando puedes amar pese a todo, te encuentras a ti mismo. Porque esa es tu verdadera esencia. En esencia tu aspecto divino fue creado por el amor y solo puede irradiar esa fuerza sagrada. 

El resto, lo que te separa de esta verdad es todo lo que debemos trascender. Hasta llegar al mismo amor....al origen...a la esencia..al retorno...

Por eso el amor es el único camino en la evolución porque es lo único verdadero. El resto es una ilusión. Que dura hasta que dejes de darle poder y solo te permitas alimentar al amor en la acción, en los desafíos y en las pruebas de la vida.



El VERDADERO AMOR es asunto de ALMAS, 
no de cuerpos...


El VERDADERO AMOR es CONSCIENTE...


Es DESCANSO, es QUIETUD, es LIBERTAD, es PAZ, es SIMPLEZA, es observarse en la mirada del compañero/a de camino y descubrirse a uno mismo/a a través de ese vínculo, es comprensión, compasión, entendimiento, perdón, diálogo, alegría, pureza, ternura, entrega...

Es no tocar sus heridas abiertas, sino ayudarle/a a sanarlas aunque para eso tengas que lamerte las tuyas propias.

Es proteger al compañero/a y a su CORAZÓN, es observar que le está sucediendo y "cuidarlo" hasta que pueda volar por sí sólo...aunque sea lejos.



El VERDADERO AMOR es UNIDAD, 
es hacer de ese vínculo un encuentro SAGRADO,
cuya unión se concrete en UNO,
DENTRO DEL SÍ MISMO
TOCANDO EL UNIVERSO ILIMITADO
DEL VERDADERO SER...HUMANO.


Es hora de APRENDER A AMAR recordando el camino, libre del filo de la duda, las inquietudes, las emociones tóxicas... 


La llave es la CONCIENCIA...Es descubrir nuestra sabiduría dormida, nuestra sabiduría ancestral y llevarla a la ACCIÓN para vivir sabiendo VIVIR, sabiendo AMAR, sabiendo VINCULARSE Y RELACIONARSE...


Recordando en cada paso, en cada palabra, en cada gesto transmitido nuestra más profunda esencia, nuestro más profundo SER.



"Recordando que si duele, 
si hubo sufrimiento y dualidad, 
eso no fue AMOR, fue "aprendizaje..."


...Para muchos la búsqueda mágica continuará siendo un viaje ecléctico al autoconocimiento y la trascendencia, lo que permitirá a cada ser individual encontrar un significado sagrado a su singular manera DE CAMINAR POR EL MUNDO. 

El irresistible atractivo de la magia será la que, una vez confirmada la VIDA Y LA NATURALEZA, nos concederá la gracia de HONRAR LOS CICLOS DE LAS ESTACIONES, Y A LOS DIOSES Y LAS DIOSAS DE LA CREACIÓN, ASÍ COMO A LA CONEXIÓN SAGRADA ENTRE LA HUMANIDAD Y EL UNIVERSO COMO UN TODO.








"YO HONRO el lugar dentro de TI dónde 
cuando TU estás en ese punto tuyo, 
y YO estoy en ese punto mío, 
SOMOS sólo UNO" 





lunes, 26 de mayo de 2014

El comienzo del Cielo






GUERRERO – CIB

“Cuestionar y discernir”. La inteligencia como antesala de la sabiduría. En vez de preguntar el porqué de las cosas, preguntarle a las cosas mismas. La osadía y la intrepidez para salir de la prisión de la mente condicionada."


(...) "En el mundo de Dios todos los valores han sido invertidos y sólo la Cruz nos da la posibilidad de reconocer los que son auténticos. Lo que a los hombres parece sabio, noble y fuerte, para Dios es necio, vulgar y débil. Y lo que los hombres tienen por impotencia y locura, para Dios es omnipotencia y sabiduría suma.

La Cruz nos revela la existencia de una vida suprema y divina, y sólo aquella es la puerta que da acceso a la única realidad verdadera, a la única vida auténtica. 

La Cruz desbarata todas las obras terrenas y todos los esfuerzos humanos. Consiste en que todo sale de distinta manera a como esperábamos y habíamos pensado. Se cruza en el camino de nuestros planes y proyectos. Muchas veces nos disponemos para luchar y sufrir, nos prevenimos para una tribulación, nos proponemos resistir... Y, he aquí, que la Cruz aparece en una forma distinta e inesperada, quizá de una manera deplorable y ridícula, de suerte que nuestro orgullo y nuestro espíritu se desmoronan. En esto hay también un quebranto y una destrucción del propio "YO" de cada uno. Ahora bien, cuando el "yo" desaparece se presenta Dios. Por eso, cuando se lleva la Cruz y no se rechaza, ella misma nos introduce en la vida superior y divina.

Dios, antes de que aprendamos a buscarlo y a confiar únicamente en Él, debe quitarnos toda seguridad terrena basada en el poder humano. Sólo entonces empieza para nosotros, por medio de la Cruz, la nueva existencia: la vida divina.

La Cruz nos libera de la desesperación y del hastío porque nos muestra un reino nuevo. La muerte de lo terreno es la puerta que se abre a la vida auténtica. Solamente en la Cruz, se comprueban los verdaderos valores; aquello que no es capaz de resistir la prueba de la Cruz, aquello que no sobrevive a la muerte, en el fondo, no tiene valor. 

La Cruz es el comienzo del Cielo, porque purifica y perfecciona al hombre, hasta el punto de hacerle capaz de entender, contemplar y desear lo divino".

El misterio de la cruz





"...el alma inspirada e iluminada se halla en profunda paz y por el momento, no necesita encaminarse a ninguna otra meta."





Dónde el Amor y el Tiempo se hacen Uno.









25 DE MAYO / MANO CRISTAL AZUL

El Tono 12 “CRISTAL” , en este tramo del camino “cooperando”
“universalizando”. En esta oportunidad REUNIENDO RECURSOS para la SANACIÓN. 

Y es que Manik ( Mano) está bajo el influjo del Tono 12 … y Manik es sanación a través de la REALIZACIÓN de la luz para “sanarnos” de las propias heridas y también para sanar heridas que causamos …para sanarnos el alma de tanto pensamiento enfermo que desordena la salud del cuerpo y espíritu.

El Tono 12 “CRISTAL” coopera desde su transparencia …desde el poder VER del otro lado de las cosas…lo real, lo que los ojos ven solamente si se atraviesa la primera imagen:

Y es la MANO quien obra en conjunto del CRISTAL (12) para cooperar desde su energía chamánica … energía de sanación …

Un cristal permite ver qué hay del otro lado, por lo que tiene que estar LIMPIO para que nada impida la visión.

Es el Águila que está de poder guía aliada con la Tormenta (en la Forma) y es la Tormenta que va de poder guía con Manik …

Mientras en el 4 genera movimientos intensos (Cauac) …la otra (Men) aporta el vuelo para salir airosa del movimiento que producen los cambios, la toma de deciciones, el CORTAR para liberar (Cimi).

El cambiar de rumbo lleva implícito pasar por emociones muy fuertes, por desapegos, por separación, por alejamientos, por desarraigos.

Cambios es CAMBIAR de RUMBO …es decir que los pasos que se venían haciendo acentuando costumbres, rutina, ritmo.. se transformen en pasos diferentes.

Es allí dónde y cuándo DUELEN los piés...se agigantan las añoranzas, se acrecientan los temores … incertidumbre… dudas …

Es allí cuando empieza el nuevo rumbo que nace desde ese punto de impacto …y que “parecería” ser un “mal comienzo” sin embargo es el único posible para salir del túnel y comenzar a vislumbrar que del otro lado hay LUZ y qué hacia allí es el único camino a la vista ...Por lo tanto hacia allí hay que IR!!

Atravesar el túnel es necesario cuando la luz y el aire puro aguardan a la salida …

La realización del camino encierra el proceso necesario para “SANARNOS” …

Manik está aquí y ahora “realizando” su obra …Extiende manos en actitud de ayuda …como las manos que buscan rescatar lo perdido,
como las manos que damos para ayudar a otro a que se incorpore,
como las manos que acarician para aliviar dolor o demostrar amor.

…Manik sana/ realiza !!! y lo hace COOPERANDO para lograr el propósito… es decir Manik da las manos al Guererro, aportando a CIB ese cable a tierra que haga bajar a la realidad la “información” que recibe de otras dimensiones …y que trae conexión de lo Superior .


Norma Mitri


A través: Bird Song














Un alto en el camino





Vemos aquí una carta, como todos los cincos, impregnada de tristeza, pero ésta es especialmente melancólica. 

Un hombre envuelto en una capa negra mira triste tres copas caídas delante de él y el vino derramado de ellas. Esta figura triste y sombría parece hipnotizada por la pérdida, igual que el joven del Cuatro de Copas lo estaba por las copas que poseía. De tal modo está triste que no ve las dos copas detrás de él, que representan que aún le queda algo; ni tampoco el puente que, como símbolo de un nuevo camino, se alza sobre el río (que como indica Rachel Pollack es "el dolor que fluye") y que conduce a un castillo lejano, que representa la esperanza. No es malo que este hombre llore el vino derramado, siempre y cuando luego alce los ojos y recuerde que la vida sigue y que no todo está perdido.

Significado en posición normal: Pérdida, normalmente de índole emocional. Decepción, desilusión, ruptura amarga, sueños rotos. Waite indica que puede representar una herencia o matrimonio que no corresponde a lo que esperábamos. Hay que aceptar el dolor, expresarlo y seguir adelante.

Significado en posición invertida: Recuperación de una pérdida, volver a sentir esperanza. Apoyo de amigos y familia, fuerza ante la adversidad. Saber que no estamos al final y que siempre hay un camino.

Signo zodiacal: Piscis, sensible e indeciso.
Planeta: Neptuno.

Algunas combinaciones: Con el tres de espadas, separación. Con la Muerte, adiós definitivo (no necesariamente por muerte). Junto a los Enamorados, nuevo amor que ilumina la vida. Junto al Diablo, nos estamos recreando en el dolor y dejando pasar la vida.




En esta carta, un caballero del que no sabemos si es de carne y hueso o una estatua yacente, reposa sobre una tumba. En ninguno de los dos casos se trata de un cadáver; la actitud del caballero indica que está reposando, como dormido. Como dice Rachel Pollack, nos evoca a la Bella Durmiente, cuyo sueño parecía el sueño de la muerte, pero no lo era. Otra muestra de esto es que una de las cuatro espadas está colocada al lado del caballero, para que pueda usarla cuando despierte de su sueño.

En la vidriera del fondo, vemos a un santo, probablemente Cristo, atendiendo a un hombre al que cura o bendice. Esto es lo que el caballero consigue en su reposo: curación, sanación de las heridas de la vida y paz espiritual. 

Las tres espadas colgadas nos evocan la carta anterior, el Tres de Espadas y el dolor que representaba; esa lucha está concluida y al caballero le toca reposar para seguir con otra batalla.




Significado en posición normal: Reposo, retiro, descanso, renovación de energías. Periodo de tranquilidad en una época difícil. Vacaciones, convalecencia tras una enfermedad. También puede representar retirarse y esconderse de los problemas antes que enfrentarlos, lo cual no los resuelve.

Significado en posición invertida: El reposo está concluido,las fuerzas renovadas, y es hora de volver a la lucha. Inquietud ante nuevos desafíos, valor para actuar tras un tiempo de miedo o inactividad. Persona que "sale de su escondite" y lucha por lo que quiere. Todos los autores coinciden en que estra carta aconseja prudencia para manejar las energías después del descanso o reposo.

Signo zodiacal:Tauro, sereno y firme.
Planeta:Venus.

Algunas combinaciones: Con el Juicio, hay que asegurarse de que se ha aprendido la lección de la vida. Con el Mago, se pasa del reposo a la actividad. Con la Sacerdotisa o el Ermitaño,tiempo de contemplación o meditación.




Un hombre con ropajes de mercader, ricos y vistosos, reparte monedas entre dos agradecidos mendigos. Observamos que en una mano porta una báscula, con la que ha pesado y medido el dinero que da, lo cual nos puede llevar a pensar que es hipócrita o avaro, pero nada más lejos de la realidad; simplemente tiene cuidado de dar la cantidad justa a cada uno de los mendigos, lo suficiente para que puedan vivir y a todos por igual, y no un dinero excesivo que ellos no sabrían en que gastar, que les generaría asombro y quizá desconfianza, y que podría dejar al mercader sin dinero para socorrer a otros.

Porque este mercader no es tal; Waite simplemente dice que va "vestido como" un mercader, y Raachel Pollack subraya esto, indicando que esta figura oculta al maestro , sobre todo al espiritual, que sabe inculcar las enseñanzas poco a poco para ser comprendido y aceptado, y que sabe hasta dónde puede llegar cuando enseña y lo que cada uno está preparado para aprender. Hajo Banzhaf va más allá y dice que el mercader representa la vida misma, que nunca nos da algo que no podamos sobrellevar, sea bueno o malo; a veces nosotros queremos más cuando en realidad no sabríamos manejarlo. 

Este hombre generoso no lo es por impulso, sino que busca dar con justicia, equidad y prudencia, de manera que lo que da beneficie a largo plazo a quien recibe.

Significado en posición normal: generosidad, destinada a receptores que lo necesitan o merecen. Premios,ascensos, becas, ayudas económicas, buenas calificaciones, éxito muy buscado. Inversiones prudentes que dan fruto. Herencia que pertenece al heredero por derecho.

Significado en posición invertida: Egoísmo, o generosidad interesada y con motivos ulteriores. Alguien que merece algo no lo recibe. No estar receptivo a los dones de la vida y dejarlos pasar. Corrupción o falta de limpieza en los negocios.

Signo Zodiacal:Libra, la Balanza.
Planeta: Venus.

Algunas combinaciones: con la Estrella, inspiración para llegar al objetivo deseado; hay que seguir luchando. Con el cinco de Oros, los recursos o riquezas que se esperaban no llegan. Con la Emperatriz, bienestar material en el que no falta de nada.




En esta enigmática y atractiva carta, un hombre contempla todo lo que la fantasía y la imaginación puede presentar al ser humano, contenido en siete cálices cada uno con una imagen, que flotan entre las nubes del ensueño. Aparece la riqueza material (representada en las joyas), la gloria y el poder de este mundo (la corona de laurel), la aventura (el castillo), la perfección personal tanto física como intelectual (el bello rostro, que podría ser una imagen idealizada del contemplador, cuyas facciones no vemos), el misterio (una imagen velada y luminosa), la sabiduría a nivel espiritual (la serpiente) y cómo no, sus miedos (encarnados en el dragón).

Este hombre mira y mira, pero no escoge nada y no lleva a cabo nada. Eso es porque ninguna de estas imágenes representa posibilidades reales, solo ensueños y fantasías por los que se deja llevar. Hasta que no escoja una meta y trabaje en ella, su mente continuará vagando de sueño en sueño sin realizar nada concreto.

Significado en posición normal: Ensueños que no conducen a nada. Fantasías que no se concretan. Persona que malgasta sus energías soñando en vez de hacer algo con sus sueños. Imaginación insustancial y no creativa. Dificultad para decidir, perder el tiempo pensando.

Significado en posición invertida: Esta persona finalmente va a hacer algo concreto con su imaginación. Elección de una meta y trabajo para conseguirla. Los sueños se convierten en la base de algo práctico. Como dice Waite, hay un proyecto y una determinación.

Signo zodiacal: De nuevo Piscis, asociado a la indecisión.
Planeta: Neptuno.

Algunas combinaciones: Junto a la Rueda de la Fortuna, un cambio en nuestras vidas depende de nosotros y esta en nuestras manos. Junto a la Luna, vivir en un mundo de fantasía. Junto al Emperador, disciplina y responsabilidad que contienen la fantasía. Junto al Mago, la persona controla su imaginación y la enfoca en su trabajo.




La Estrella es una carta de profunda espiritualidad que nos muestra el camino y nos devuelve la confianza en nosotros mismos.

En la carta podemos observar a una joven desnuda, de cabellos dorados y curvas poderosas, que sostiene una jarra en cada mano. 

La joven posee a la vez la sensualidad de la Emperatriz y la espiritualidad de la Sacerdotisa -o como dicen los esposos Farrar, es a la vez Isis velada e Isis sin velo. Esto es porque encarna a la vez el mundo material y el mundo espiritual, y una perfecta armonía entre los dos; en un momento de paz con uno mismo y con el mundo, el cuerpo se halla en equilibrio con el alma.

La joven sostiene, como hemos dicho, una jarra en cada mano; esto la hace semejante a la Templanza, pero a diferencia de ella, la Estrella tiene una postura relajada y poco rígida, y no luce ningún tipo de ropaje; eso es porque la Estrella se rige más por la inspiración que por el autocontrol, es decir, es un espíritu libre. 

También como la Templanza, la Estrella tiene un pie en la tierra y otro en el agua, es decir, también participa del mundo consciente y del inconsciente. Pero el agua de sus jarras no se vierte de una a otra, como en la Templanza; una jarra es vertida en el agua, la otra en la Tierra. Es decir, una vuelve al inconsciente y otra entra a la vida consciente. Esto se debe a que el alma que recobra la esperanza, o que, como quiere Waite, se acerca a la Verdad, tal vez purificada por el sufrimiento, es capaz de hallarse en paz en los dos planos y utilizar su sabiduría en ambos.

El ave posada detrás de la Estrella confirma esta idea; se trata del ibis, el ave sagrada del dios egipcio Thot, inventor de todas las artes, inspirador de los artistas. La inspiración es una gran clave de esta carta, tanto la espiritual como la artística; es la chispa divina que ilumina al ser humano en momentos de desconsuelo y desesperación y le comunica una pequeña porción de inmortalidad. 

Esta vez el prado que rodea a la Estrella no está comunicado por ningún sendero; el alma inspirada e iluminada se halla en profunda paz y por el momento, no necesita encaminarse a ninguna otra meta.

Finalmente, miremos a las estrellas sobre la cabeza de la joven. Son ocho y poseen ocho puntas; el octograma, formado con dos cuadrados colocados uno sobre otro con las puntas alternando, es para algunos un término medio entre el círculo y el cuadrado, el espíritu y la materia.La estrella de en medio,amarilla e inmensa, nos recuerda a Apolo, el Sol, que en la mitología clásica inspiraba a poetas y artistas igual que Thoth, y que inunda la carta con su energía. Otra vez estas estrellas, en un cielo azul y sereno, nos hacen patente como la Estrella une la materia con el espíritu y una vez halla la paz y la inspiración necesarias para seguir, las aplica a todos los niveles de su vida.

Pero en realidad la Estrella es un alto en el camino. Waite la llama “entendimiento supremo” y en realidad así es. Es un momento, generalmente después de una época de sufrimiento y desesperación, en que el alma comprende el porqué de su periplo, se reencuentra con lo divino y se apresta a continuar viaje; goza de la paz interior y deja que se extienda por su vida. 

La Estrella , aunque Waite encontraba dicha interpretación simplista, es a muchos niveles una carta de esperanza; invita al alma a seguir adelante recordándole que la luz nunca está lejos-solo hay que seguir adelante sin miedo y con los ojos, y la mente, abiertos.


"Esta vez el prado que rodea a la Estrella no está comunicado por ningún sendero; el alma inspirada e iluminada se halla en profunda paz y por el momento, no necesita encaminarse a ninguna otra meta."





Fuentes: Complete Idiot's Guide to Tarot, de Arlene Tognetti y Lisa Lenard. Alpha Books. 78 Degrees of Wisdom:A book of Tarot,de Rachel Pollack. Editorial Aquarian Press. Das Tarot-Handbuch, de Hajo Banzhaf (Disponible en español como "Manual completo de Tarot" Ed.Edaf)

The Pictorial Key to the Tarot, de Arthur Waite.(Disponible en www.sacred-texts.com )
Learning the Tarot,de Joan Bunning:Samuel Weiser Inc. (Disponible en español bajo el nombre "Curso completo de tarot”,Editorial Urano) Tarot Handbook for Apprentice, Eileen Connolly. Newcastle Publishing Company


sábado, 24 de mayo de 2014

Del otro lado del tiempo, el mundo.









24 DE MAYO / ENLAZADOR DE MUNDOS 
ESPECTRAL BLANCO

Llegamos a “las puertas” de salida, 
las que se abren liberando...

Así como pintamos el camino imaginando un sendero de trece días pasando por distintas estaciones, así mismo visualicemos el ONCE ESPECTRAL como sitio dónde se logra liberar lo que guardamos,
o lo que cargamos de más en la mochila.

Quien aporta la “ayuda” para que las puertas se abran es CIMI 
en esta oportunidad… el Enlazador de Mundos transformándose en “bisagras” que hacen posible la “flexibilidad” del movimiento para que salga lo contenido / retenido, dando muerte a lo que ya no tiene vida y negamos.


CIMI obra de puente UNIENDO mundos... 




ENLAZADOR DE MUNDOS – CIMI

“El umbral entre las vidas” . Símbolo del cambio que llamamos muerte; aquello que establece en nosotros, a través de nosotros y para nosotros, vínculos entre las distintas dimensiones del ser y del estar. Nada muere, todo está en permanente transformación. 
Día a día morimos. El desprendimiento y los desapegos.

Uniendo muerte con nacimiento en una continuidad constante 
que siempre CONTIENE VIDA …

Precisamente porque fluye en el río de la vida,
y de eso se trata el desafío de esta Onda Encantada,
de fluir en aceptación verdadera en lo que hay.

Como lo que “hay / ocurre” no siempre es agradable,
o lo que deseamos atravesar …

No es fácil entonces la aceptación …
Es allí cuando comienza la “imposición” y ya nos obligamos
a aceptar …y queremos convencernos a través de una mente
que repite afirmaciones positivas …Todo eso NO sirve …

El fluir nace y VIVE a través de la NO resistencia
Es NO resistiendo como entramos en el cauce del río 
fluyendo por dónde el caudal sabiamente conduce.

Liberar es soltar amarras …
esas que nos mantienen atados “cerrados” …

Son quizás costumbres adquiridas, lugares “cómodos” donde quedarnos a pesar de que esa “comodidad” indica inmovilidad, frustación, postergación.

Hay apegos que ocasionan estancamientos.
Hay prisas que generan superficialidad …
Hay recuerdos que nos atan a un pasado que ya no existe …

Hoy ese río toma el nombre de CIMI … por lo que sus aguas se juntan en impulsos de cambios, de renovación ..
de dejar atrás sin volver la mirada.

Es observar el horizonte amplio donde el río se convierte en mar…dándonos cuenta que todo lo que contiene Vida
lleva consigo la muerte .

Norma Mitri




viernes, 23 de mayo de 2014

Vivirnos en Amor disuelve el tiempo


 "Intenta detener el tiempo, 
sucede lo mismo con el Amor"



SOMOS AMOR
En el Estado de Ser Amor
Vivimos Nuestro Propio Tiempo
AMANDO ETERNAMENTE.

La Conciencia y el Amor, hacen la Alquimia. 
En la Aceptación, todo se va Transformando.

TeAmoAmorTe




miércoles, 21 de mayo de 2014

El camino




Por Leo­nardo Boff

"Tengo espe­cial fas­ci­na­ción por los cami­nos, espe­cial­mente por los cami­nos del campo que suben peno­sa­mente la mon­taña y desaparecen en la curva del bos­que. O los cami­nos cubier­tos de hojas mul­ti­co­lo­res en las tar­des gri­ses de otoño, por los cuáles andaba en mis tiem­pos de estu­diante en los Alpes del sur de Alema­nia. 

Y es que los cami­nos están den­tro de noso­tros. Hay que pre­gun­tar a los cami­nos el por­qué de las dis­tan­cias, por qué a veces son tor­tuo­sos, y can­san o son difí­ci­les de reco­rrer. Ellos guar­dan los secre­tos de los pies de los cami­nan­tes, el peso de su tris­teza, la lige­reza de su ale­gría al encon­trar a la per­sona amada."


El camino cons­ti­tuye uno de los arque­ti­pos 
más ances­tra­les de la psi­que humana. 



El ser humano guarda la memo­ria de todo el camino seguido a lo largo de los 13,7 miles de millo­nes de años del pro­ceso de la evolución. Guarda espe­cial­mente la memo­ria de cuando sur­gie­ron nues­tros ante­pa­sa­dos: la rama de los verte­bra­dos, la clase de los mamí­fe­ros, el orden de los pri­ma­tes, la fami­lia de los homí­ni­dos, el género homo, la espe­cie sapiens/​demens actual.

Debido a esta incon­men­su­ra­ble memo­ria, el camino humano se pre­senta tan com­plejo y a veces indes­ci­fra­ble. En el camino de cada per­sona tra­ba­jan siem­pre millones de expe­rien­cias de cami­nos pasa­dos y reco­rri­dos por incon­ta­bles gene­ra­cio­nes. 

La tarea de cada uno es pro­lon­gar este camino y hacer su camino de tal forma que mejore y pro­fun­dice el camino reci­bido, ende­rece lo tor­cido y legue a los futu­ros cami­nan­tes un camino enri­que­cido con su pisada.

El camino ha sido y sigue siendo una expe­rien­cia de rumbo que indica la meta y simul­tá­nea­mente es el medio por el cual se alcanza la meta. 

Sin camino nos sen­ti­mos per­di­dos, inte­rior y exte­rior­mente. Nos lle­na­mos de oscu­ri­dad y de con­fu­sión. Como hoy la huma­ni­dad, sin rumbo y en un vuelo ciego, sin brú­jula y sin estre­llas para orien­tar las noches tenebrosas.


Cada ser humano es homo via­tor, 
un cami­nante por los cami­nos de la vida. 
Como dice el poeta can­tante indí­gena argen­tino 
Atahualpa Yupan­qui : 


«el ser humano es la Tie­rra que camina»




No reci­bi­mos la exis­ten­cia aca­bada. Debe­mos cons­truirla. Y para eso hay que abrir camino, a par­tir y más allá de los cami­nos andados que nos pre­ce­die­ron. Incluso así, nues­tro camino per­so­nal nunca está dado com­ple­ta­mente. Tiene que ser cons­truido con creati­vi­dad y sin miedo. 


Como dice el poeta, español Anto­nio Machado: 


«cami­nante, no hay camino, 
se hace camino al andar».

Efec­ti­va­mente, esta­mos siem­pre en camino hacia noso­tros mis­mos. 

Fun­da­men­tal­mente,
 o nos rea­li­za­mos o nos per­de­mos. 


Por eso hay bási­ca­mente dos cami­nos como dice el pri­mer salmo de la Biblia: el camino del justo y el camino del impío, el camino de la luz o el camino de las tinie­blas, el camino del egoísmo o el camino de la soli­da­ri­dad, el camino del amor o el camino de la indi­fe­ren­cia, el camino de la paz o el camino del con­flicto. 


En una pala­bra: el camino que lleva a un fin bueno o el camino que lleva a un abismo.

Pero pres­te­mos aten­ción: la con­di­ción humana con­creta es siem­pre coexis­ten­cia de los dos cami­nos, que sue­len entre­cru­zarse. En el buen camino se esconde tam­bién el malo, y en el malo, el bueno. Ambos atra­vie­san nues­tro cora­zón. Este es nues­tro drama que puede trans­for­marse en cri­sis e incluso en tragedia.

Como es difí­cil sepa­rar total­mente la cizaña del trigo, el camino bueno del camino malo, esta­mos obli­ga­dos a hacer una opción fun­da­men­tal por uno de ellos: por el bueno, aun­que nos cueste renun­cias o incluso pueda traer­nos des­ven­ta­jas, pero por lo menos nos da paz de con­cien­cia y la per­cep­ción de que esta­mos en lo correcto. 

Y están los que optan por el camino del mal: éste es más fácil, no impone nin­guna limi­ta­ción, pues todo vale con tal de que nos bene­fi­cie. Pero cobra un pre­cio: la acu­sa­ción de la con­cien­cia, ries­gos de cas­ti­gos y hasta de ser eliminado.

La opción fun­da­men­tal con­fiere cua­li­dad ética al camino humano. 

Si opta­mos por el buen camino, los peque­ños pasos equi­vo­ca­dos o los tro­pie­zos no des­trui­rán el camino y su rumbo. Lo que cuenta real­mente frente a la con­cien­cia y ante Aquel que a todos juzga con jus­ti­cia es esta opción fundamental.

Por esta razón, la ten­den­cia domi­nante en la teo­lo­gía moral cris­tiana es sus­ti­tuir el len­guaje de pecado venial o mor­tal por otro más ade­cuado a esta uni­dad del camino humano: fide­li­dad o infi­de­li­dad a la opción fun­da­men­tal. 

No hay que ais­lar los actos y juz­gar­los des­co­nec­ta­dos de la opción fun­da­men­tal. Se trata de cap­tar la acti­tud básica y el pro­yecto de fondo que se tra­duce en actos y que uni­fica la direc­ción de la vida. 


Si ésta opta por el bien, con cons­tan­cia y fide­li­dad, con­fe­rirá mayor o menor bon­dad a los actos, no obs­tante los alti­ba­jos que ocu­rren siem­pre pero que no lle­gan a des­truir el camino del bien. 



Este vive en estado de gra­cia. 



Pero están también los que optan por el camino del mal. Cier­ta­mente pasa­rán por la severa clí­nica de Dios en caso de encon­trar mise­ri­cor­dia a sus maldades.

No hay esca­pa­to­ria: tene­mos que esco­ger qué camino cons­truir y cómo seguir por él, sabiendo que «vivir es peli­groso» (Gui­ma­rães Rosa). Pero nunca lo hace­mos solos. Con noso­tros cami­nan mul­ti­tu­des soli­ta­rias hacia el mismo des­tino, acom­pa­ña­das por Alguien lla­mado: 


“Emma­nuel, Dios con nosotros”



"YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA"


Toda conquista tiene un solo propósito: 
llevaros a lo “desconocido” tan eficazmente como sea posible. 
Una vez allí, permaneced tranquilos: 

La interrogación os lleva a vuestro destino. 

El resto es el resultado de la Gracia. 

No os apeguéis a ningún conocimiento, 
incluso las revelaciones más extraordinarias 
os llenaran de recuerdos 
y os dejarán el corazón vacío. 

La verdad es siempre nueva 
y solo existe en este mismo instante. 

La verdad más alta está más allá del conocimiento 

y la experiencia, más allá del tiempo y del espacio, 
más allá del ser, de la conciencia y de la unidad. 


Poco importa el camino espiritual que hayáis emprendido, 
las enseñanzas que habéis seguido, 
os deben reconducir al no camino, y a la no enseñanza. 

Una enseñanza verdadera es como un fuego ardiente que se consume. La enseñanza no solamente debe consumiros, 
si no consumirse también a si misma. 

Todo debe ser reducido a cenizas, 
y las cenizas que queden, 
también deben ser consumidas. 
Entonces y solo entonces, 
lo Último es realizado. 

La verdadera iluminación destruye la iluminación. 

Hay un momento en el que intuitivamente comprenderéis 
que para ser libres, debéis dejar vuestro apego a la libertad.

Tenéis que tomar la decisión de no volver jamás a mirar por encima de vuestros hombros para ver si sois libres 

o si otros saben si lo sois. 

Simplemente tenéis que dejar que ese pensamiento se consuma, poco importa lo que pase. 


Es poco en lo que yo os puedo ayudar. Os puedo decir lo que necesitáis hacer, pero sois vosotros quienes lo tenéis que hacer. 

Adyashanti





“Lo que el Universo quiere de nosotros es DESAPEGO. Respetar la libertad del otro, sí, pero el más importante desapego es el de uno mismo: la personalidad. Es el camino para amar incondicionalmente, que es como Ama el Universo: libérarme incluso de mí mismo, de lo que creo que soy”.

Matías de Stefano lo dijo así de claro ante 200 personas.Y no sólo porque lo diga Matias, también lo digo YO...

...AMA…







Agradecimientos: http://lapuertamagicadevictor.blogspot.com.es




Aprender a Amar




Duro y doloroso es para el ser humano amar y no ser amado. Algunos entienden que el amor es incompatible con la libertad y el amante es un esclavo. 


"Maestro, hábleme de amor".


No es el amor lo que conduce a la esclavitud, sino el apego, esa forma de adicción, fijación u obsesión. ¿Es posible amar sin apegos? 



No solo es posible, 
sino que no hay ninguna otra forma de amar. 


Si hay apego, no hay amor. O cuanto más apego haya, menos amor hay. Hemos aprendido a usar el fuego sin quemarnos -aunque algunas veces nos quemamos. De la misma forma, podemos aprender a amar sin quemarnos con el fuego del apego -aunque algunas veces nos quememos. 


El dominio del fuego supuso un hito en la evolución humana: usarlo para el bien, para crear, construir, cocinar. El control de la energía destructiva del fuego y su transformación en poder constructivo se haya en la base de la historia de la humanidad. 


El control de la energía destructiva del apego y su transformación en el poder constructivo del amor será una revolución aún mayor.

El apego acompaña siempre al deseo desordenado e inconsciente. Uno se apega al deseo mismo, a la promesa de felicidad que uno cree que va a aportarle la satisfacción del deseo. Y, si la satisfacción del deseo aporta gozo, entonces uno se apega a él. Cuando uno no puede satisfacer el deseo, experimenta la frustración, la ira, la violencia, el rechazo, el odio. Lo mismo sucede cuando la satisfacción del deseo no viene acompañada por el gozo esperado.

Necesitamos aprender a amar. Lo más seguro es que no hayamos sido amados realmente. Por eso no sabemos amar.

La dinámica del deseo-satisfacción-apego no es la misma que la del amor. 

El amor no espera, no pide … solo da. La necesidad interna del amor es la de expresarse y expandirse a través de la entrega y la generosidad. Dar sin esperar nada a cambio. Dar, darse es la forma como se expresa el amor. En el budismo zen se dice: “dar sin tener en cuanta al que da, sin tener en cuenta lo que se da, sin tener en cuanta a quien se da”. Esta es la marca del amor. ¿Utopía idealista? Puede ser. Pero lo contrario es dolor y sufrimiento.

En el budismo, el amor no es sólo un sentimiento, sino un estado de conciencia, una forma de ser y de estar en la existencia.

Se adentró en el mar. La tormenta amenazaba con llegar. Las olas azotaban su cuerpo desnudo y las lágrimas fundían la tristeza con el lobo que aullaba dentro.  


Maestro, ¿qué hay del miedo?

El miedo es  la expresión emocional del instinto de protección. 

Cumple una función positiva en la vida de todo ser vivo. El problema es cuando este instinto se vuelve disfuncional y se activa automáticamente sin razón real. Los miedos vividos en la infancia, debidos a situaciones reales que pusieron en peligro nuestra integridad física, emocional o psicológica, se anquilosan convirtiéndose en traumas. Después, en la vida adulta, se reactivan en situaciones que nos “recuerdan” las vividas, pero que no representan ningún peligro real. Esto es, respondemos al presente siguiendo modelos anquilosados del pasado.

Por otra parte, hay un miedo psicológico que es inherente a la autoconciencia, a la conciencia de yo, a la autoimagen. Mayor conciencia de ego, mayor miedo. 

El yo es una muralla mental que construimos para sentirnos seguros dentro. Todo lo que intente atravesar esa muralla nos causa miedo. 

Paradójicamente, las misma murallas que nos protegen se convierten en los muros de la prisión en la que nos axfisiamos y angustiamos.

El miedo es un movimiento emocional y energético de contracción, de repliegue sobre sí. Desde este punto de vista es lo contrario al amor, el cual es un movimiento de expansión, de apertura hacia el otro y hacia lo otro. 

Una vida equilibrada debe comportar un ritmo armómico entre la contracción y la expansión, como en el caso de la sístoles y la diástoles del corazón. 

Es decir, necesitamos una cierta dosis de miedo en equilibrio con una cierta dosis de amor.

Pero finalmente, la raíz de todos los miedos es el miedo a la muerte, a la desaparición del yo, a la propia desaparición. Es natural que cada ser proteja su existencia. Este es el instinto de conservación. Pero también es natural aceptar el fin de la propia existencia, como hacen los animales cuando sienten que el momento de morir ha llegado. Nosotros, los humanos, nos revolvemos como gatos panza arriba contra la muerte y la vivimos como una derrota de la vida cuando,, en realidad, la muerte es la culminación natural de la vida.


“La belleza es la contemplación y el reconocimiento de la armonía inherente a la realidad”

Alguien no muere si sigue en mi recuerdo, pero la vida encierra la misteriosa dualidad de vivir a la vez que morir. 


Maestro, hábleme de la muerte, hábleme de la vida…

Los seres humanos hemos desarrollados muchas estrategias psicológicas para negar la existencia de la muerte: la creencia en una vida mas allá, la esperanza de la reencarnación, cualquier forma de inmortalidad, la gloria, etc. o lo que tú dices: “que alguien no muere si sigue en tu recuerdo”. 

Pero lo cierto y lo evidente es que la existencia individual –lo que somos en tanto que cuerpo mente individual tiene un final. Recordar a alguien que ha fallecido no quiere decir que esa persona siga viva. Lo que sigue vivo es el recuerdo que tú tienes de ella. Pero tú también morirás. Y contigo morirá ese recuerdo. Esto es, la muerte es inevitable. 

Buda enseñó: “Todo lo que comienza, acaba. Todo lo que nace, muere”. Gran parte de nuestro dolor y sufrimiento tiene como causa el hecho de no aceptar la realidad tal y como es. Soñamos como eterno lo que es efímero. Queremos hacer permanente lo que, por su propia naturaleza, es impermanente. La vida es la realidad total cuando la vida está presente. La muerte es la realidad total cuando la muerte está presente. La vida es muerte y la muerte es vida. La vida es vida muerte y la muerte es muerte vida, así, junta e inseparablemente. 

La cultura occidental lleva muchos siglos atrapada en la percepción que surge del pensamiento dualista: to be or not to be, como expresó Shakespeare en su Hamlet. Desde el punto de vista de una percepción no dualista, somos y no somos al mismo. Como dijo Heráclito, nunca somos lo mismo ni el mismo o la misma. 



En palabras de Heidegger, “somos un siendo”. 
Y ‘siendo’ significa llegar a ser al mismo tiempo que dejar de ser. 


Este preciso instante en el que estamos siendo ahora ya no existe. Ha dejado de ser para convertirse en el instante siguiente. Si tratas de pensar sobre ello, ya se ha ido. Si tratamos de atraparlo, solo encontramos humo entre las manos.

El asunto central, aquí también, es el ego, esa entelequia mental que nos hace creer que, cuando estamos vivo, ‘tenemos’ vida, y que cuando morimos, la perdemos. Nadie ‘tiene’ vida. Nadie puede poseer la vida. Somos vida, pero la vida es mucho más que este pequeño cuerpo, -este saco de carne, piel y huesos. 

La vida nos trasciende como el océano trasciende las olas que aparecen y desaparecen en su seno. La única forma de superar el miedo a la muerte consiste en arrojarse con valor al océano de la vidamuerte, viviendo cuando es el tiempo de vivir y muriendo cuando es el tiempo de morir.

Miro su fotografía y respiro. Oxigena y dulcifica con su mirada mi frecuente y ansiosa búsqueda de belleza. Entonces la vida se hace solemne e importante, el árbol se vuelve árbol y la vida, vida. 



¿Es esto el Arte?

El Arte es una vía de conocimiento, un camino de despertar. Todo artista –y todos los somos en potencia- debe ser necesariamente un gran observador de la realidad, ya sea la realidad interna o la externa. 



El estado contemplativo 
es inherente al arte verdadero. 
En la contemplación, 
el sujeto se funde en el objeto y ambos 
desaparecen en otra dimensión de la realidad. 



La belleza no es un código estético condicionado por los gustos o los prejuicios seculares, sino un estremecimiento del espíritu que aparece cuando nos entregamos por completo al océano de la realidad. Por eso el verdadero arte es intemporal, surge de una dimensión más allá del tiempo y tiene el poder de conducirnos más allá del tiempo. El anhelo de belleza es también anhelo de verdad, de conocimiento, y anhelo de amor, entendido como el estado de no-dualidad por excelencia. 

Cuando el estremecimiento que produce la experiencia de la belleza es reducido a una simple excitación provocada por unos determinados cánones estéticos condicionados por las modas cambiantes, el arte muere y en su lugar, aparece una estética frívola y superficial que no nutre ni sacia nuestro anhelo de belleza. Por eso las modas estéticas son tan cambiantes: no producen satisfacción verdadera y deben ser rápidamente cambiadas.



La belleza es la contemplación y el reconocimiento de la armonía inherente a la realidad. 


Todo está entrelazado con todo. Existe un orden implícito por detrás de las apariencias. La contemplación y la toma de conciencia de este orden es la fuente del éxtasis y del pleno gozo.


Pablo Neruda escribió:

"Para que nada nos separe, que no nos una nada,
Pero mi cuerpo siempre te conocerá,
mi pensamiento siempre te recordará,
cada canción, imagen u olor
a mí te traerá."



¿Qué sucede con el apego, Maestro?


El apego es la fuente del dolor y del sufrimiento. Desde el punto de vista de la experiencia budista es un tóxico que enrarece la conciencia clara de ser. Junto al rechazo y a la ignorancia, constituyen los tres venenos, las tres raíces de todos los estados aflictivos. Los tres actúan juntos, aunque sea uno u otro el que se manifieste según las circunstancias.

Puesto que somos un siendo, es decir, un proceso en continua transformación, no podemos bañarnos dos veces en el mismo agua del río. 

En primer lugar porque el agua fluye y nunca es la misma; y en segundo lugar porque nosotros mismos somos un proceso en continua transformación. 

No podemos detener la corriente del agua de la vida ni en nosotros mismos ni en los demás. 

El intento ciego de hacerlo es la acción propia del apego, intento fallido en todos los casos. De ahí que su resultado no pueda ser otro que el dolor y el sufrimiento.

La raíz de todos los apegos es el apego al yo, es decir, la identificación con una autoimagen. Esta autoimagen es de naturaleza mental, una creacion de la mente ilusoria. ¿Quién o qué soy yo? Cualquier respuesta intelectual a esta pregunta no es más que un concepto, una etiqueta, una categoría mental. Sin embargo, la vida real que soy es esto que está siendo en este preciso momento. Y esto no puede ser congelado en una foto fija: es un flujo vivo, sin forma rígida, que cambia de un instante al otro. Lo mismo sucede con los demás. Cuando encontramos a alguien a quien amamos y que nos ama, pretendemos congelarnos a nosotros mismos, congelar al otro, congelar la situación. Los productos congelados conservan su forma pero pierden su vitalidad. No hay nada más volátil que los sentimientos, como mariposas que aparecen y desaparecen, ahora están y ahora ya no están.

Los seres humanos seguimos teniendo un temor ancestral a la incertidumbre. No hemos interiorizado ni aceptado nuestra fragilidad. Anhelamos seguridad, permanencia, solidez, inmortalidad. 


Pero por naturaleza propia, 
la existencia es incierta. 


Nuestra existencia es el producto de un sinnúmero de factores condicionantes. Basta la aparición o la desaparición de uno de ellos para que nuestra existencia individual colapse y muera. Un simple virus microscópico puede matarnos.

El apego parece prometernos permanencia pero, en realidad, es un toxico que mata la vitalidad del momento presente. Y finalmente, el momento presente es el único instante en el que verdaderamente somos.






"El Amor no "sabe" que se da, Es. Siendo Es, lo que es. La causa es ser; el efecto, dar. Una "extraña" consecuencia. Lo sabe el verdadero artista...que es "sorprendido" por la propia obra. Sorprendido también por los adjetivos que le asignan. Sorprendido por valoraciones y nombres. El verdadero "dar" es un sujeto absorbido en sí mismo, que es, reconciliador contínuo de dualidad. Recipiente disponible y silencioso como cauce de río. Ajeno a mérito alguno. Coherente en su naturaleza transitoria, siempre deviniendo. Y a veces se para...mira...y de nuevo se sorprende."   ** YANETH PÉREZ **