"Cuando el cielo quiere salvar a un hombre, le envía amor" Lao-Tse. Que el amor sea tu única guía, sin mapas, sin dogmas, sin maestros, sólo amando...
Sospecho que hoy empiezo a Ser Canción, si seco un llanto. Y la canción con alma echó a volar y desde entonces los dos, vivieron más despacio, a pesar de su tiempo y de su espacio. Y un día como lluvia, ellos caerán y mojaran todo y su misterio crecerá verde sobre el mundo" Silvio Rodriguez.

jueves, 8 de mayo de 2014

No te dividas, ÚNETE.




ENCONTRANDO CAMINOS 
PARA RETORNAR A LA UNIDAD

Para que el nuevo ser humano, pueda de esa unión, nacer.


Hace mucho tiempo llegamos a la Tierra, esta particular escuela para aprender a vivir y comenzamos un largo recorrido…

Cuando éramos pequeños teníamos la memoria de ciertas experiencias del mundo sutil, percibimos y hacemos cosas de manera tan natural!

A medida que crecemos vamos perdiendo la frescura del Alma porque casi todo está preparado para dejar de lado lo verdadero y lo espontáneo, enfocando todo desde esta ventanita que da a la tercera dimensión.

Recordemos cómo éramos de niños, hablando con las plantas, con los animales, observando presencias, los sueños lúcidos y una enorme creatividad… un universo vivo pleno de luz y belleza,
tantas cosas que la educación se va encargando de hacer olvidar con relativa rapidez.

Si tenemos la valentía de escuchar el corazón y dejamos que la bien entendida rebeldía sea manifestada para no seguir el rebaño, siempre estará la llama ardiendo que nos sacará de la rutina aletargante.

Se inicia entonces un interesante diálogo donde confrontan la formación impuesta y lo que realmente somos, entonces la atención y observación de cada cosa que acontece será importante.

Cuando no dejamos al alma manifestarse ésta se marchita como una flor a la cual le falta nutriente.

A medida que pasa el tiempo caminamos por la senda de la vida con aciertos y cometiendo errores para aprender.

Claro que nadie viene con un manual bajo el brazo porque si existiera no serviría, cada uno trae un mundo a vivenciar único que es en definitiva la cosecha de otras existencias a las que sumamos las actuales experiencias. A esto hay que agregarle que el Padre-Madre en su infinito Amor nos dota de todos los dones para trascender y volar con las alas del espíritu puro.

Es necesario que no dejemos arrinconado el niño interior a fin de descubrir que hay mucho más de lo que nos dijeron, no perder la capacidad de asombro y de juego, entonces vivir será un crecer sin sufrimientos, es decir que podremos disfrutar nuevamente uniéndonos a la corriente de vida multidimensional, comprendiendo que no somos sólo lo que vemos con ojos físicos.

La tarea no es difícil ni fácil, es aplicar constancia y purificar constantemente la mente y el corazón para desmalezar y tener claridad.

Para ciertas personas esto puede ser una utopía porque se quedaron en el conformismo y la conciencia duerme cómodamente pensando que está despierta.

Qué importante es que los adultos aprendamos las lecciones y salgamos del aletargamiento porque nuestro ejemplo de vida guía a los jóvenes y a los pequeños.

Un querido Indio de las Estrellas nos enseñó durante muchos años cuando residíamos en los Andes, que sueños y utopías pueden realizarse cuando sirven a un propósito mayor porque esos son impulsos y anhelos del alma que deben concretarse.

Si queremos gozar de un mundo diferente tenemos que ser estar llenos de pureza con el aderezo del discernimiento, desbordantes de creatividad y pasión, ávidos de conocimiento, sólo así se pueden encontrar los caminos de la transformación para que la Luz sea desde nuestro interior.

Para que esto suceda momento a momento tenemos que estar alertas porque vamos en constante cambio y evolución, dejando cosas que ya no están acordes al presente, cerrando ciclos, observando nuestras creencias y pareceres. Estando abiertos a lo nuevo.

Ya no hace falta sufrir, esa cultura y ese mundo es viejo corresponde a un ciclo que está concluyendo definitivamente! Afortunadamente el Universo multidimensional siempre nos brinda ayuda y coloca pistas que el caminante atento encontrará.

Así van apareciendo señales, seres y circunstancias que en las diferentes fases de nuestra vida serán indicadores hacia donde continuar.

El retorno a la Casa Grande, a nuestro origen, está lleno de muchos caminos, encontrar el propio es una aventura digna de ser vivida.

El Cielo hay que ganarlo… con trabajo y voluntad, no sufriendo. 

Las tradiciones andinas cuentan que el crecimiento se parece más a una fiesta donde todos están felices, celebrando con responsabilidad.

Convertidos en caminantes, la senda de la vida puede ser vista a tramos, como la entrada a un laberinto, otras es una línea recta, o como curvas con pasillos laterales, también puede aparecer un camino circular y otras una bella espiral.

Hay tantas variantes como imaginemos.A veces andamos llenos de entusiasmo, corremos invadidos de pasión, otras el miedo se gana y no sabemos hacia dónde nos dirigimos, a veces estamos ciegos de ignorancia o soberbia.

En ciertas ocasiones creemos ascender y estamos bajando. Habrá veces que simplemente retrocedemos. Y en todo esto tendremos que detenernos y observar adentro y afuera, una y otra vez, otra y otra vez.

Vienen a mi memoria algunos juegos que impulsaron a ese conocernos un poquito más. En cierta ocasión estando en Mendoza, en la ladera de un cerro nos vendaron los ojos, debíamos correr con todas las fuerzas cuesta abajo… al principio correr fue puro impulso pero a medida que avanzábamos empezamos a dudar, la cabeza corría a mayor rapidez que las piernas. Llegamos al objetivo con más miedos que ganas… dándonos cuenta que repetimos estos patrones y así andamos por la vida casi permanentemente. Fue una experiencia altamente didáctica.

Fue muy gráfico iniciar la búsqueda, encontrar el camino y luego transitarlo, una verdadera aventura!

Una cosa es cierta, si queremos crecer de verdad siempre el Universo conspira a favor, hay que estar atentos y animarse a concretarlo.

Hay que comprender una palabra nada más: proceso. Los procesos están ligados a cambios y tiempos. 

Así como podemos disfrutar de una fruta madura que tuvo su tiempo para estar en plenitud, tal como nos sucede. ¿Cómo sabemos que hemos encontrado ese camino?

Porque sencillamente las cosas fluyen como un manantial. En la antigua energía se decía que había que sufrir para crecer y al final todos terminaban creyéndolo, de esa manera constantemente se estaba co-creando con enormes dificultades y lo único que se lograba era endurecerse y estar más confundido.

En muchas ocasiones somos caprichosos y logramos diametralmente lo opuesto. 



Cuando se está alineado aparece la conciencia de que lo visible e invisible se abrazan y todo se facilita, no hay división es unidad en la diversidad, entonces lo divino y lo terrenal son Uno. 


TODO ES SAGRADO.



En cada tramo del camino hay etapas y ciclos, porque todo es movimiento y cambio. Los caminos son infinitos, cambian los paisajes, cambian las dimensiones, cambia nuestro vehículo pero el espíritu es eterno y siempre estará encontrando caminos en el anhelo por llegar a la morada del Padre-Madre Dios del Universo.

- Warani Caracciolo -


El ciclo anterior de polaridad masculina terrestre, que vivimos durante 13.000 años, está cediendo su lugar, a la vivencia de la polaridad opuesta o femenina. 

Pero en vez de ser una enmienda, o continuación entre ambos ciclos, se pretende anular el anterior ciclo, basados en que el pasado ciclo fue duro, sangriento, etc,  y por eso, debe ser olvidado, negado, a favor únicamente del nuevo aspecto femenino. 

De ahí nuestro rechazo en estos tiempos a todo lo que sea autoridad, incluyendo, claro está, a nuestros padres. 

Las profecías mayas, anunciaban este nuevo tiempo, pero no sobre la base de enterrar el anterior ciclo, como los conquistadores siempre han hecho, construyendo sus templos, encima de las ruinas del templo de sus conquistados. 

Es una prolongación natural, de un ciclo frecuencial, hacía otro. Sin interrupciones. Que debe ser aprovechado, para unir nuestras propias divisiones. 


Para que el nuevo ser humano, pueda de esa unión, nacer. 

La vida no actúa por saltos, sino que sigue un camino constante, “ininterrumpido” e imprevisible. Ni siquiera existen los saltos cuánticos, si no existe la conciencia humana para provocarlos. 

Todo el pensamiento profético, religioso, visionario, que divulga la absurda idea de construir lo nuevo, sobre la idea de una “discontinuidad temporal”, a saltos, rechazando ferozmente lo anterior, no reconociéndolo, están apoyando en realidad, (por muy “New” que sea) lo viejo. En contra además de la evolución natural, contribuyendo a mantener el estado de separación entre los humanos, al mantener su miope visión, de favorecer apenas uno, de los dos lados o polos. 


El nuevo tiempo es hijo del viejo tiempo,
Como tú, eres hijo de tu padre.
Babilonia y Alternativo son uno.
Lo viejo se vuelve nuevo,
Lo cartesiano es también cuántico.
Lo masculino es también femenino. 

(“El libro de las mutaciones, I Ching” de Richard Wilhelm.)

En otra forma: Después de mucho tiempo, el sol y la luna se están re-encontrando. Disolviendo la ilusión cósmica de la separación. Por lo que, no habrá saltos o interrupciones. Nada lo puede ya impedir. De igual forma, debe suceder con el hombre y la mujer. Unidos por dentro, nunca más separados por fuera.



Sanar en femenino. Abrazar y conectar en masculino. 




“Todo es Uno, sin cortes”.


Om Namah Shivaya


No hay comentarios:

Publicar un comentario