"Cuando el cielo quiere salvar a un hombre, le envía amor" Lao-Tse. Que el amor sea tu única guía, sin mapas, sin dogmas, sin maestros, sólo amando...
Sospecho que hoy empiezo a Ser Canción, si seco un llanto. Y la canción con alma echó a volar y desde entonces los dos, vivieron más despacio, a pesar de su tiempo y de su espacio. Y un día como lluvia, ellos caerán y mojaran todo y su misterio crecerá verde sobre el mundo" Silvio Rodriguez.

sábado, 21 de julio de 2012

Simientes de una senda hacia Leo






La luna nueva que se inició ayer con el sol todavía en cáncer, nos ofrece la gran oportunidad de asentar las bases de una senda que durante los siguientes meses debe conducirnos al despliegue de un adiestramiento definido, indispensable para el tránsito armónico de las diferentes fuerzas y corrientes cósmicas de las que formamos parte.



La auto-conciencia que hemos desplegado durante este espectacular viaje donde una nueva visión, nos está conduciendo día tras día a abrir y cruzar puertas que hasta ahora muchos consideraban mito, superstición o locura nos demuestra como lentamente el trabajo de la fraternidad humana, opera cada vez de forma más sincronizada bajo el gran manto de la Jerarquia Planetaria.



La enorme reunión mísitica de estos próximos días en los cielos, donde los grandes distribuidores del espíritu (Saturno, Urano, Neptuno y Plútón) se reunen con sus mensajeros y sanadores Mercurio y Quirón, mientras Venus y Marte (altamente almientado en su tránsformación por nuestra magnética senda ascendente), nos siguen revelando el gran y silencioso secreto del salto hacia un nuevo esquema creador, nos permite durante estos días asentar definitivamente las bases de la fusión total entre los dos grandes centros que operan en nuestro Ser: Padre-Espíritu y Madre-Materia.



La apertura hacia el reino solar, que nuestro adn y su mundo dévico lunar (o inteligencia celular) han efectuado durante este tiempo nos ha permitido exteriorizar y comenzar a materializar un vínculo de poderosa conexión y sincronia, desvelando poco a poco talentos latentes de unas inimaginables cualidades multidimensionales que durante tanto tiempo hemos mantenido olvidas.






El plenilunio de Aries nos congregó mostrándonos pequeños destellos del control mental del que somos capaces abriendo definitivamente y asentando rotundamente la base de un nuevo modelo de creación personal, cuyo principal motor es el trascedental e inmemorial axioma “la energia sigue al pensamiento”.



Tauro nos zarandeó poderosamente este 2012 generando una gran fuerza creativa que está siendo cada vez más notoria en todas partes, y que debe conducirnos a crear y manifestar el verdadero reflejo de Dios en todas las cosas.



En Géminis el enorme evento del Tránsito de Venus y el Festival de la Humanidad nos sumergió en una marea enorme de luz crística que fue capaz de delinear y revelar la delgada linea con la que la dualidad actua en la tierra, permitiéndonos comenzar a distinguir la diferencia de un estado latente de conicimiento y un estado expansivo de sabiduria.



En Cáncer nuestro mundo dévico lunar ha sido altamente estimulado por los diferentes procesos de acercamientos místicios y reuniones cósmicas que nos han permitido ejercitar la comprensión de todos y cada uno de nuestros vehículos, hasta conseguir “una casa iluminada” capaz de transmutar los instintos pasados y primarios en delicadas y sutiles formas de intuición.



Con todos nuestros sentidos en marcha, el gran salto cualitativo en la percepción ha sido la masiva activación de la glándula pineal de la fraternidad humana.


Tanto a nivel individual, como a nivel del Logos (energia global y total del consciente colectivo) nuestra antena multidimensional ha entrado en contacto con las corrientes y fuerzas a las que pertenecemos, y el poderoso y enfocado trabajo de meditadores y trabajadores de la luz ha encendido en todos y cada uno, un motor imparable hacia el reagrupamiento y el servicio, al que estamos todos convocados para el feliz y próspero tránsito por el cinturón de fotones, que es la gran meta, o el gran hito que nos situará en la senda evolutiva o nos mantendrá en el arco involutivo de la rueda kármika.



Durante estos días hasta el plenilunio de Leo donde podremos exclamar con auto-convicción y sabiduría YO SOY ÉSE, ÉSE SOY YO!, debemos hacer el gran esfuerzo de asentar definitivamente todo el conocimiento, para que éste pueda convertirse en un nuevo y definitivo modelo de pensamiento creador, de actuación y expresión y de servicio y estímulo a todos los reinos.



Mientras creamos que los conceptos, que los guias y que los Maestros, actúan en este tiempo a través de nosotros, convirtiéndonos en canales vivientes de un nuevo esquema universal, en lugar de aceptar definitivamente que un único y gran Maestro mora en nuestro interior, creando y participando, hablando, inspirando, transmitiendo todo aquello que no nace en los cielos si no que vive en nosotros…seremos incapaces de llegar a la verdadera grandeza de la firmación en Leo.



Se aproximan eventos decisivos, fuerzas coordinadas que requieren de este primer e indispensable paso de auto-afirmación.



Hemos desarrollado una gran envoltura mental que permite la expresión e impresión de las ideas del mundo solar o espiritual. Tenemos un enorme mundo creativo que activa el alma pensante para ponerlo al servicio de la materialización.





Tenemos la capacidad y el conocimiento suficiente para mantener el cuerpo mental y emocional en perfecta sincronia y armonía generando un gran punto de actividad consciente. Tenemos un recodificado cuerpo vital capaz de permitir vivir y expresar el alma lejos de las pasadas ataduras…y empezamos principalmente a sentir gracias a la activación del corazón medio o glándula pineal la capacidad de ascender y descender vias que habíamos considerado totalmente sobrenaturales.



Si aceptamos por fin nuestra verdadera y completa naturaleza, creando fuertes y poderosos lazos de amor que permitan una ilimitada y continua conexión con todas las fuentes de vida y expresión tanto individuales, como planetarias, como cósmicas, seremos capaces de adentrarnos en la senda de Leo, afirmando, y asentando definitivamente nuestra maravillosa condición de SERES DIVINOS.



NOTA: Durante este tránsito de poderosa energia quienes aún necesitan de soporte en la transmutación podrán sentir altibajos, remolinos, aceleraciones y desacelariaciones de los conceptos, sentimientos, creencias, y tiempos…La Meditación…el punto cero en nosotros mismos, esa fuente silenciosa que todo lo ordena y armoniza, hará emerger al gran Maestro, el sustento,  la inspiración genial y grandiosa que en nosotros mora, activando la intuición y el mundo álmico que generá en nosotros la verdadera expresión de ESE YO, QUE YO SOY!.



Namasté.



Anabel.C.Huertas: http://angelesdebarro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario