"Cuando el cielo quiere salvar a un hombre, le envía amor" Lao-Tse. Que el amor sea tu única guía, sin mapas, sin dogmas, sin maestros, sólo amando...
Sospecho que hoy empiezo a Ser Canción, si seco un llanto. Y la canción con alma echó a volar y desde entonces los dos, vivieron más despacio, a pesar de su tiempo y de su espacio. Y un día como lluvia, ellos caerán y mojaran todo y su misterio crecerá verde sobre el mundo" Silvio Rodriguez.

jueves, 25 de abril de 2013

Luna de Abril: catalizadora del cambio




Eclipse 25/4


Esta próxima Luna llena abre la temporada de eclipses del 2013. El primer eclipse es un eclipse lunar, este jueves 25 de Abril, durante la Luna llena en Escorpio; el segundo eclipse es solar, durante la Luna nueva en Tauro del 10 de mayo; y el tercero es lunar durante la Luna llena del 25 del Mayo, en Sagitario. Es tiempo de abrocharse los cinturones ya que entramos en un periodo de una profunda transformación, de cambios inesperados que, bien aprovechados, nos abren las puertas a valiosas oportunidades de vivir con mayor integridad y satisfacción nuestra vida. Los eclipses que se avecinan nos vuelven a colocar ante encrucijadas vitales en las cuales ya hemos estado en el pasado, a la misma vez que tenemos la oportunidad de elegir cómo nos colocamos ante estas encrucijadas de una manera que sea coherente con nuestros valores. 

Este primer eclipse nos va a enfrentar a nuestro proceso de aprendizaje : ¿ qué hemos aprendido desde Octubre del año pasado y que cambios hemos puesto en marcha para vivir con más integridad? 

Saturno en Escorpio nos ha puesto a todos a trabajar en reestructurar el tejido simbólico de nuestro inconsciente, en las pautas emocionales que gobiernan nuestra decisiones y reacciones, y en nuestra manera de administrar nuestra energía. Para quienes llevamos un largo tiempo haciendo un trabajo con nuestro inconsciente, con nuestros patrones emocionales ancestrales, con nuestra sombra, con nuestros bloqueos y limitaciones, para quienes hemos emprendido un camino de conciencia y responsabilidad propia, este puede ser un periodo en el que tengamos la oportunidad de despedirnos definitivamente de una situación o de una parte de nosotros muy antigua. 

En este tiempo de eclipses hay una poderosa oportunidad de llegar al núcleo de algún problema, bloqueo, patrón y soltarlo. 

Para algunos este es un tiempo para morir, mientras que para otros este es un tiempo para renacer. 

Ambos son parte del ciclo de la vida. Es importante que reconozcamos en qué lugar de este ciclo vital nos encontramos . El verdadero renacimiento solo ocurre si hemos abierto un espacio para el surgir de la nueva vida en nosotros y para eso una parte nuestra debe haberse desintegrado totalmente.

Si llevamos poco tiempo en el proceso de reconocer que somos esclavos de patrones mentales y emocionales antiguos que actúan sin nuestro permiso, sin nuestra conciencia, es importante que tengamos la paciencia de aprender que el deshacernos de estos códigos toma tiempo, compromiso, atención y paciencia. 

El mercado de la salud y la espiritualidad de la Nueva Era pone una enorme presión sobre nuestros hombros para que alcancemos nuestro bienestar, para que nos iluminemos, para que seamos prósperos, libres, creativos y abundantes, para que conectemos con nuestra esencia divina y seamos parte de la llamada ascensión planetaria y la evolución de la humanidad. 

Este es el mercado espiritual del siglo XXI y requiere de mucho discernimiento el saber reconocer lo verdadero de lo falso, la fantasía de la realidad y la coherencia de la psicosis. 

Para muchos este es un tiempo de mucha vulnerabilidad psíquica ya que los viejos paradigmas con los cuales hemos construido nuestra realidad se están desmantelando ante nuestros ojos, atentando contra los modelos de seguridad y bienestar que hasta ahora hemos construido o reconocido como verdaderos . 

Cuidarnos es esencial en el camino evolutivo y este cuido pasa por el discernimiento de la impecabilidad en nuestros intercambios energéticos. ¿En quién confiamos? ¿ a quién le damos nuestro dinero por un servicio? ¿con quién compartimos nuestro proceso? ¿con quién compartimos nuestra energía? 

Este eclipse nos viene a recordar que nosotros somos los únicos responsables de nuestro proceso y que esta responsabilidad comienza en la elección de personas en las que creemos, a las que elegimos seguir, en las que confiamos . 

La realidad es que quien se ha aventurado en los verdaderos caminos espirituales y de sanación personal sabe, por experiencia, que ningún maestro espiritual, ningún terapeuta, ninguna técnica energética, ningún método, puede sustituir la conciencia de reconocernos a nosotros mismos, de encontrar nuestro valor y actuar libres de miedo y culpa. No hay proceso externo que sustituya o acelere la toma de conciencia personal y la recuperación de nuestra integridad espiritual , que emerge de haber navegado las profundas aguas de nuestro inconciente, de nuestras sombras, de nuestras capturas, miedos, limitaciones, bloqueos, adicciones, obsesiones, traumas, etc. 

No hay camino espiritual auténtico sin un pasaje obligatorio por las cavernas de nuestras sombras. 

Plutón, planeta protagonista en estos tiempos de cambios y transformaciones, brilla en la oscuridad, justo ahí donde tenemos miedo de mirar. Es en lo oscuro, en lo más oculto de nuestro ser, que se encuentra nuestro mayor tesoro, que es la fuerza de nuestro amor y nuestro mayor poder. 

Si no hemos llegado hasta ahí, hasta el núcleo interno de nuestro amor propio, de nuestro valor, del reconocimiento profundo de quienes somos, de gratitud profunda por haber llegado a casa, aún no hemos llegado al punto de redención y liberación que hace que de las cenizas de nuestro pasado renazca el ave fénix de nuestra alma libre. Quien ya ha llegado saber que el reconocimiento y la conquista de este espacio libre y soberano requiere de una atención plena y un acecho constante para sostener lo aprendido y caminar y construir desde ahí. Quien no ha reconocido este lugar en sí mismo corre el peligro y el riesgo de poner su atención y poder fuera de sí en todos sus intercambios y clamar por la atención y reconocimiento fuera poniendo la exigencia de nuestro proceso en otros. 

Este eclipse viene a mover las aguas de nuestra manera de relacionarnos y a mostrarnos cómo detrás de todo vínculo, sea este afectivo, laboral, sexual, creativo, amistad lo que se da es un intercambio energético y un equilibrio o desequilibrio de voluntades. En algunos casos este proceso es una lucha de poder.

Esta Luna llena en Escorpio y eclipse lunar nos invita primero a reconocer en qué parte del camino nos encontramos y desde ahí a sostener con firmeza nuestra conciencia en la oscuridad interna que ha secuestrado nuestra esencia, que es nuestra ignorancia . 

Si sentimos que recién estamos abriendo la puerta de nuestro interior, que vamos lentos, que necesitamos ayuda, que estamos perdidos y confundidos, este periodo de eclipses nos puede traer oportunidades de ver y reconocer algún tema que hasta ahora no veíamos, lo cual nos permitirá la elaboración de un proceso de sanación y liberación. 

Tal vez nos encontremos en la puerta de entrada con miedo a emprender el viaje. Tal vez llevamos un buen tiempo caminando y sentimos que no vemos la salida, que el viaje es interminable y que no podemos dar marcha atrás y que no sabemos que pasos dar hacia adelante. 

Si este es el caso, estos eclipses nos traen la oportunidad de hacer el mapa de nuestro proceso más claro y más comprensible. ¿Dónde estamos en el camino: exhaustos y lejos de casa, confiados y abiertos? 


La clave para transitar un nuevo territorio es tener un mapa que nos ayude a diferenciar el riesgo de la valentía, la estabilidad de la pereza, la transformación verdadera a la adicción al cambio, la fantasía de la realidad y el amor del apego. 


Para muchos también este puede ser un periodo en el que recibimos la abundancia y la confirmación que tanto hemos anhelado. Este puede ser un periodo de cosechas, confirmaciones, graduaciones y crecimiento en que una profunda transformación se gesta a través de una experiencia de amor hacia nosotros mismos que reconfigura nuestra manera de ser y estar en el mundo. Algunos lo llaman milagros. 

Si este es el caso, entonces esa luz que hemos recuperado de las sombras de nuestro interior puede ser inspiración y guía para nuestro entorno ya que todos estamos en el mismo barco y vamos hacia el mismo lugar.

La Luna llena hace una conjunción con Saturno y una oposición al Sol en Tauro que a su vez hace una conjunción con Marte; Venus en Tauro está cerca del Sol y de Marte, por lo cual también es parte de esta danza cósmica. Neptuno y Chirón hacen ángulos con estos planetas desde Piscis. 

Lo primero que esta Luna nos pide es que aprendamos a discriminar entre lo que es y lo que no es posible y afinar nuestra percepción y nuestro juicio de lo que vale la pena y lo que no vale la pena desarrollar. 

Esta Luna nos pide atención a nuestras inversiones, no solo económicas, sino sobre todo energéticas y de tiempo. Esta Luna de revelaciones puede mostrarnos que lo que hasta hace poco nos entusiasmaba ahora nos resulta poco seguro, poco estable y poco confiable. 

Es posible que despertemos al hecho de que nos hemos dejado llevar por impulsos poco arraigados en consideraciones prácticas, o que nos hemos dejado contagiar por los deseos de otros y que ahora una verdad despierta en nosotros y nos muestra que nos hemos equivocado de camino. 

Este es un tiempo en que el velo de lo falso y lo oculto se rasga y podemos descubrir secretos, mentiras, engaños y manipulaciones que revelan que la realidad es diferente a lo que teníamos concebido. 

Estas son buenas noticias ya que la luz que estas revelaciones nos ofrecen abren el camino para que podamos ver con claridad el territorio en el cual nos movemos. 

De ahí podemos elegir lo que queremos y podemos eliminar y despedirnos de todo aquello que no apoya nuestro verdadero camino. 

¿quién nos oculta la verdad? ¿quién nos dice las cosas a medias? ¿a quién le mentimos? ¿en qué trampas hemos caído?¿ocultamos información? 

Si nos rodean secretos, ambigüedades, medias verdades, dudas, este es un tiempo en que nos interroguemos que parte de nosotros atrae poca claridad y qué tenemos que aprender. 

El Sol en Tauro con Marte pone una atención activa en el rol de nuestros valores y de nuestra integridad a la hora de manifestar una vida plena. Este principio atañe todos los ámbitos de nuestra vida, pero tiene sobretodo una influencia en nuestras relaciones más íntimas. 

Es fundamental que nuestros vínculos tengan una misma base, un mismo código ético o un mismo fundamento para que podamos crecer y caminar junto a otros. En este momento toda relación pasa por un proceso muy potente ya que como individuos atravesamos por caminos internos que pueden ser misteriosos para quienes nos rodean. 

Igual nuestros procesos pueden confundir o despistar a quienes conviven junto a nosotros porque es muy difícil vivir un proceso de transformación profundo y compartirlo de manera íntima sin que afecte o influencie nuestro entorno. 

Esto requiere de mucha atención , conciencia y delicadeza a la hora de intercambiar nuestros pasos con otros ya que a la misma vez que cada uno de nosotros vive su proceso de transformación particular hay una necesidad apremiante de tomar decisiones conjuntas prácticas y concretas que tienen un impacto en nuestro futuro. 

Las decisiones conjuntas pueden ser un territorio complejo a la hora de navegar estos tiempos de cambio, ya que la brújula o el timón que garantiza un buen viaje compartido es el compartir una misma dirección, un mismo propósito, unos mismos valores, una misma madurez y actitud hacia la vida, que no es otra cosa que una misma conciencia energética. Para esto cada persona en el intercambio debe haber encontrado su tesoro individual, su valor personal. 

Si hay un desequilibrio una de las personas se sentirá amenazada por los proceso de la otra, una puede demandar más tiempo y atención, otra se puede sentir frustrada y desatendida y este territorio es muy resbaladizo a la hora de poder comprometernos. La clave bajo esta Luna es que las dos partes envueltas en el vínculo disfruten y se sientan colmadas y satisfechas y esto solo ocurre si cada una ha hecho su recorrido interno de vuelta a casa. Dicho de otra manera que cada una esté consciente de su energía, de su valor y no haga demandas a la otra ni entregue su energía. 

Es un equilibrio delicado y un aprendizaje. Esta es la lección de Saturno.

Es bueno recordar que los eclipses son aceleradores de cambios. 

Que podemos eliminar y crear nuevos patrones y que son portales de cambio que pueden tener efecto hasta seis meses, un año o más. Entre la Luna llena del 25 hasta el Luna nueva del 10 de Mayo tenemos la oportunidad de deshacer un esquema, patrón, de eliminar una adicción, de soltar un apego. A medida que la Luna mengua dentro del marco de los eclipses tenemos una canal en el cual podemos liberar mucha carga emocional, mucha influencia del pasado que ya no nos deja crecer. 

El Sol en Tauro está acompañado de Marte y de Venus. Los amantes cósmicos tienen ambos los pies anclados en la Tierra, pisando firme y seguro. Este es un tiempo para caminar lento, para sostener los procesos y para honrar la Tierra bajo nuestros pies. 

Si nos sentimos inestables es un tiempo para reconocer la Tierra en nosotros y enfocarnos en elementos prácticos y concretos. A medida que la transformación ocurre y atravesamos nuestras muertes y renaceres conviene recordar que nuestra Madre Tierra siempre está. 


Amarnos a nosotros mismos, amar la vida 
amar la Tierra es lo mismo.


Por Esencias de Afrodita. Gracias Luna.



No hay comentarios:

Publicar un comentario